Buscan posicionar a Rosario como referente mundial en biotecnología

Rosario formará parte de proyectos científicos de primer nivel a través de dos convenios internacionales. El martes se presentará en sociedad el Centro Binacional de Criobiología Clínica y Aplicada que vincula a esta ciudad con Italia.
Además, el consulado de España confirmó el buen ritmo de las gestiones para que su país aporte cinco millones de euros a la construcción de un espacio de investigación biotecnológica. Ambos proyectos convertirán a la ciudad en un centro de referencia mundial en esa disciplina. A tono con los buenos vientos, la Universidad Nacional de Rosario (UNR) anunció que ganó dos proyectos de intercambio académico en el programa Erasmus Mundus (ver aparte).

El Centro Binacional de Criobiología Clínica y Aplicada, que se presenta el martes en la sede de la UNR, Maipú 1065, será el primero en el país y único en la especificidad de su objeto de estudio en Latinoamérica. Funcionará en Arijón 28 bis y pondrá en marcha investigaciones básicas y aplicadas sobre métodos de criopreservación. "Creemos que nuestro trabajo será una herramienta muy útil para el desarrollo productivo de la región, esa es nuestra esperanza", comentó a LaCapital el director del laboratorio, Joaquín Rodríguez.

En el Centro Binacional de Criobiología Clínica y Aplicada, que codirigirá Edgardo Guibert, trabajarán investigadores de la UNR y del Conicet, además de científicos italianos, con quienes desde hace dos décadas se llevan adelante actividades conjuntas de especialización.

"La idea es generar formación y perfeccionamiento de recursos humanos", explicó Rodríguez y aseguró que la ciudad tiene un muy buen plantel de investigadores en distintos campos científicos, en especial en el área de la biomedicina. Tanto el director como el vice del flamante centro son doctores en bioquímica, investigadores del Conicet y profesores de la Facultad de Bioquímica de la UNR.

"La criobiología es una tecnología de importancia estratégica para la investigación científica en el campo de los organismos vivos, y tiene un impacto muy alto en áreas de aplicación tan diferentes como la agronomía, veterinaria y biomedicina", explicó Rodríguez a modo de ejemplo. Además, se utiliza en la preservación de la biodiversidad en peligro de extinción.

Vecino ilustre. El centro binacional se instaló en el espacio que la familia Milano cedió al proyecto en Arijón 28 Bis, en un sitio que ofrece la logística adecuada para la seguridad extrema que necesita el proyecto. En el lugar, y mientras la vida del barrio devenía en su ritmo cotidiano, "se instaló la novedosa tecnología" que convertirá a Rosario en centro de referencia mundial. Un rango que permite la sintonía en el nivel internacional.

Según explicó Rodríguez, el centro cristalizó después de dos décadas de trabajo con científicos italianos como confluencia de esfuerzos entre la Facultad de Bioquímica de la UNR y la itálica región de Friuli, Venecia, Giulia. Al binomio, sumaron su sinergia las fundaciones Ciudad de Rosario y de Ciencias Médicas, además de la Cámara de Comercio Italiana en Rosario, a través de fondos para el equipamiento.

Apoyo ibérico. Pero la cooperación italiana no es la única articulación de la ciudad con Europa. Según trascendió, España aportaría cinco millones de euros para potenciar la cooperación en los estudios sobre biotecnología. En este marco, se construirá un centro de investigación en el predio que el Conicet utiliza en Rosario, en bulevar 27 de Febrero y Esmeralda.

Si bien el proyecto lleva al menos dos años en gestación, en los últimos días se renovaron las expectativas sobre su puesta en marcha. "Todo está condicionado a que ambos gobiernos rubriquen este acuerdo", explicaron desde el consulado de España a LaCapital. Hasta el momento, sólo se formalizaron convenios entre autoridades científicas de ambos países.

Para quienes impulsan la medida, se trata de consolidar nuevas formas de cooperación bilateral entre España y Argentina, con el objetivo de producir conocimiento de alto valor agregado. Las áreas de investigación incluirán biología vegetal y animal.

Comentá la nota