Buscan 400 policías más porque los que hay hacen tareas conexas

La necesidad de incorporar unos 400 agentes de policía para el ministro de Gobierno, Emilio Fernández, es una cuestión más que numérica, de funciones.
"El caso de San Juan es especial porque tenemos una única policía y en otras provincias tienen otro tipo de organización, como la policía judicial. Nosotros distraemos una buena parte del personal como auxiliares de la Justicia, además de la vigilancia en eventos deportivos y de esparcimiento, control de tránsito y espacios públicos. Eso distrae personal que sino, estaría afectado totalmente a la lucha contra el delito", dijo el funcionario. Esto, en el marco de la amplia convocatoria para aspirantes a agentes que prevén lanzar en marzo.

Según dijo el ministro, el mes que viene abrirán un llamado a inscripciones similar al del año pasado, de alrededor de 580 aspirantes, con la esperanza de que pasen los exámenes y queden unos 400 agentes. A esa cifra apuntaban en 2008 pero sólo ingresaron unos 260, porque el resto falló con los requisitos de tener el título secundario o estado físico, entre otros. A diferencia de la edición pasada, cuando primero habilitaron 440 lugares en la Escuela de Suboficiales y Agentes y luego se agregaron unos 140 lugares más viendo que no lograban la meta de 400 ingresos, esta vez directamente se convocará a unos 580 de una sola vez.

Según dijo el ministro, los estándares de seguridad internacionales fijan el número ideal de 1 uniformado cada 200 habitantes. San Juan tiene unos 3.260 policías -entre oficiales y suboficiales (que son los más numerosos)- lo que para unos 700.000 habitantes hoy da una relación de 1/233.

Esto, según Fernández, "no está mal pero teniendo en cuenta todas las actividades que se prestan. Es una necesidad que ingresen muchos agentes para cubrir los aspectos generales que son la cantidad de habitantes, cómo están dispuestos los centros urbanos, el equipamiento y lo estratégico en cuanto su situación limítrofe en algunos departamentos".

El ministro aseguró que la policía en la provincia no destina todo el esfuerzo a la lucha contra el crimen porque la organización de seguridad local también cumple otras "funciones conexas", sobre todo porque los uniformados colaboran como auxiliares del Poder Judicial, que "distrae" a unos 300 policías, una décima parte de la fuerza, según las estimaciones oficiales.

"Dedicamos muy buena parte a tareas judiciales y otra a cobertura de eventos deportivos que en otros países la parte de la seguridad está a cargo de entidades privadas. Acá se encarga la policía", dijo el titular del Ministerio de Gobierno.

Explicó que realizan esas tareas conexas "porque lo consideramos importante, entendemos que la función de seguridad no sólo es lo delictivo. Pero se pueden dar otros tipos de organizaciones en las cuales esas tareas pueden ser cubiertas por otras instituciones".

Sobre cambiar la organización de la policía, el funcionario dijo que están en ese camino, por ejemplo, en charlas con el Poder Judicial para crear la policía judicial que quedó algo congelada por la crisis financiera internacional (ver aparte). Agregó que por lo pronto, reforzarán las filas policíacas.

Hay gran optimismo oficial porque no se repita lo del año pasado. Por ejemplo, para que no haya tantas bajas de entrada, quieren afinar la difusión de los requisitos.

Comentá la nota