Buscan paliar efectos de la crisis desde La Matanza

La crisis financiara empieza a repercutir en diferentes sectores de la economía y en La Matanza el gobierno municipal convocó a diferentes actores locales para confeccionar medidas que amortigüen los efectos.
Esta semana, en el Salón Malvinas del Palacio Municipal, se presentó el Consejo de Seguimiento de la Crisis Financiera Global, que estará integrado por representantes del Estado, de asociaciones gremiales, empresariado y del trabajo, como así también entidades culturales, profesionales, sociales y religiosas.

El intendente Fernando Espinoza explicó que la idea es que «ante los problemas que puedan surgir, que ya aparecen en algunos sectores, como metalmecánica y metalúrgico, es bueno que todos estemos unidos, porque con divisiones no salimos; es bueno que entendamos que el problema de un sector es el problema de todos». Dijo en tal sentido que «hay que ir al frente si hay que ir al ámbito nacional o al provincial, al Banco Provincia o al Banco Nación a pedir un crédito o una medida determinada», porque hay que entender que «más que nunca la unidad de todos los sectores es el triunfo de todos los sectores», sostuvo.

Por su parte, el titular de la CGT Regional La Matanza, Carlos Gdansky, sostuvo que «sin dudas la crisis va a generar desequilibrios y la mejor manera de enfrentarlos es en conjunto», por lo que pidió «dejar de lado las diferencias que tengamos y resolverlas cuando lleguen las elecciones», y garantizó que «el movimiento obrero se pone a trabajar con esta conducción política».

El vicepresidente de la Cámara de Industria y Comercio de La Matanza, Roberto Maceri, coincidió con el sindicalista. «Es el momento para que todos estemos del mismo lado», dijo, y convocó a «dejar diferencias para otro momento y otro lugar y a pensar de qué manera podemos defender nuestro mercado interno». En esta línea, Masseri adelantó que con la CGT ya se conformó un documento preliminar con coincidencias sobre la crisis, y reivindicó «el papel contenedor y no expulsivo de la pequeña y mediana empresa».

José Batista, de la Unión Industrial Argentina, dijo: «No queremos despedir a nadie». «Los industriales están de acuerdo con el modelo productivo que lleva adelante el gobierno, más allá de alguna diferencia», y pidió «ser astutos, aprender a cerrar nuestras fronteras a productos que se fabrican en», expresó Batista

En tanto, la titular de la Central de Trabajadores Argentino (CTA) La Matanza, María Raigada, dijo que «la crisis es la caída de Wall Street causada por las políticas neoliberales» y convocó a «sentarnos todos, no enfrentarnos todos», a la hora de buscar soluciones, aunque algunas estén en otros niveles.

En este sentido, Edgardo Furlan, de la Federación Empresaria, coincidió en que «si bien desde el municipio no podemos hablar de que los bancos no nos dan crédito, sí podemos pensar en otras ideas, por ejemplo, en mandar misiones comerciales a otros países a buscar mercados para las producciones locales».

Comentá la nota