Buscan mantener "precios responsables" en Miramar

Tras la presentación de la oferta veraniega en una nueva edición de la Febat, la secretaria de Turismo anunció que el objetivo es mantener tarifas equilibradas que sean atractivas para los potenciales visitantes.

MIRAMAR - Nuevamente, General Alvarado estuvo integrando uno de los stands de la Feria Buenos Aires Turismo (Febat 2009), desarrollada en Capital Federal que reunió tanto a funcionarios de diversas comunas como también empresarios del sector turístico.

Previa a la inauguración de este acontecimiento, la secretaria de Turismo, Verónica Barrera, formó parte de la Asamblea Ordinaria del Consorcio de Municipios Turísticos de Buenos Aires, donde se trataron las próximas acciones a desarrollar en cuanto a la promoción conjunta en las principales capitales provinciales junto a la Secretaría de Turismo de la Provincia de Buenos Aires, como también la asistencia a los workshops que allí se realizan.

Los diversos municipios participantes presentaron su propuesta en el principal centro emisor de turistas del país, aprovechando estas fechas para captar la atención de los potenciales visitantes, influenciando en su decisión a la hora de elegir su próximo destino turístico.

"En estas fechas se inicia un calendario de acciones turísticas, donde participamos con lo que ofrece Miramar y Mar del Sud para la próxima temporada estival. Fueron tres días intensos, oportunidad que dimos a conocer la oferta oficial y privada", informó a LA CAPITAL Verónica Barrera.

Por otra parte se dieron a conocer algunas tarifas de servicios que los prestadores ya cerraron, aunque para tener un panorama general se esperará al fin de semana largo del 12 de octubre, una fecha clave para tener mayores precisiones.

"Se estima una temporada en la cual nos estamos preparando bien, tratando de volver a concientizar a los comerciantes en mantener "precios responsables", manteniendo los costos del año pasado o que los aumentos sean considerables de acuerdo al servicio y la situación económica de quienes hacen un esfuerzo para salir de vacaciones y eligen nuestros destinos", agregó la secretaria de Turismo.

La modalidad de turismo, por diferentes circunstancias, especialmente económicas, dio un vuelco las últimas temporadas en Miramar donde el promedio de estadía es de 5 a 7 días.

Esta circunstancia produjo una lógica preocupación en el sector inmobiliario que espera con cierta incertidumbre este nuevo receso estival. "Los martilleros deben adaptarse a este nuevo sistema, las escapadas de fin de semana se acrecientan cada vez más en todos lados, por eso tendrán que ser inteligentes a la hora de ofertar casas o departamentos e incorporar nuevos servicios como lo son ropa blanca y servicio de mucama. En cuanto a los hoteles se calcula que las categorías superiores son las que primero se van a completar de acuerdo al trabajo que sus propietarios vayan realizando con diferentes promociones", concluyó Barrera.

Comentá la nota