Buscan inversiones para dos predios ferroviarios

El Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba tratará en los próximos días, en sesión extraordinaria, los convenios que la Municipalidad suscribió el 15 de noviembre de 2007 con el Organismo Nacional de Administración de Bienes (Onabe) para el desarrollo urbanístico de los predios ferroviarios de la ex Forja (en barrio Talleres Oeste) y de la playa y zona de vías del ferrocarril Belgrano (en barrio Alta Córdoba), que vienen degradándose cada vez más
El predio de la ex Forja a intervenir ocupa la fracción comprendida por calles Yadarola, Colomprea, Bulnes y Del Trabajo. El terreno de Alta Córdoba se sitúa entre las calles Coronel Olmedo, Baigorrí, Rodríguez Peña y las vías, hoy ocupado por la villa El Galpón.

Estos acuerdos para la intervención urbanística de ambos predios ferroviarios pertenecientes a la Nación ya están contemplados en las bases del Plan Director que la Municipalidad de Córdoba acaba de presentar y que prevé proyectos para acompañar el crecimiento de la Capital en los próximos 20 años.

En el Plan Director se plantea para ambas zonas la creación de parques sectoriales, densificación residencial y de servicios, actividades barriales complementarias y refuerzos en los equipamientos sociales existentes.

El objetivo es darles a ambos sectores un carácter urbanizable pericentral y de uso mixto, esto es comercial y residencial. Para eso se buscará a inversores privados que deberán construir obras que faciliten la apropiación social. También se apuntará a las actividades recreativas, culturales y deportivas.

Para concretar estos convenios será fundamental la intervención del Concejo, que deberá modificar la ordenanza 8.060 (usos del suelo) para permitir un cambio de zonificación. Así, el municipio podrá regular las condiciones de ocupación y de edificación, a los fines de autorizar o no la realización de emprendimientos inmobiliarios.

La edila Alejandra del Boca (bloque Frente Cívico y Social) explicó que los terrenos a intervenir están catalogados como "reservas del ferrocarril" por la normativa municipal y, por eso, "no se puede construir nada".

En tanto, el secretario de Desarrollo Urbano, Daniel Rey, aclaró que la Municipalidad "no pondrá un peso". Y comentó que los convenios –firmados por el ex intendente Luis Juez y por el titular del Onabe, Fernando Suárez– contemplan "acciones de cooperación" por parte del municipio, consistentes en la parquización de espacios verdes, colocación de luces, apertura de calles y otras diversas mejoras urbanísticas.

Al respecto, para la zona de Alta Córdoba hace tiempo que se prevé la posibilidad de asfaltar un tramo de 80 metros de calle Coronel Olmedo, hoy sin cruce de vías autorizado.

El Onabe confeccionará los pliegos de la licitación pública nacional que lanzará para la concreción de proyectos inmobiliarios en ambos predios ferroviarios. Las empresas que ganen la licitación podrán comercializar los desarrollos que ejecuten, con estricto apego a los requisitos estipulados en los convenios.

Los urbanizadores deberán destinar un 15 por ciento de los sectores disponibles para crear espacios verdes, además de colocar toda la infraestructura necesaria (redes de agua y energía, cloacas, gas, pavimento y cordón cuneta, arbolado, desagües).

Una villa menos. El Gobierno de Córdoba deberá ocuparse del más de centenar de familias que usurpan terrenos ferroviarios en la zona de Alta Córdoba, más precisamente en la villa El Galpón, y reubicarlas en viviendas sociales que deberá proporcionarles, a través del programa Mi Casa, Mi Vida.

Según trascendió, las familias deberán abandonar el asentamiento, porque se necesita liberarlo para llevar adelante los desarrollos inmobiliarios privados. No hay ninguna posibilidad de que el lugar sea urbanizado in situ, como exigen vecinos de la villa.

La letra chica de ambos convenios aún no se analizó a nivel de bloques legislativos en el Concejo Deliberante, indicó Del Boca, pero podría tratarse antes de fin de año. De lo contrario, pasaría para febrero de 2009.

Recién después de que los ediles modifiquen la normativa vigente, el Onabe podrá vender los pliegos, licitar y adjudicar las obras a las empresas. También deberá ocuparse de tasar las tierras para determinar su valor.

Por su parte, la Municipalidad de Córdoba deberá aprobar los planos y autorizar las obras. Rey adelantó que en la zona de Forja se permitirá una altura "variable" para la construcción, mientras que en Alta Córdoba la altura máxima será 18 metros.

El coordinador de Regiones de la Nación, del Onabe, Gustavo Salum, aclaró que en la ex Forja "no se venderán todos los terrenos existentes, sino sólo los comprendidos desde la calle Cura Brochero hasta Alem", que abarcan seis o siete hectáreas.

Comentá la nota