Buscan más incentivos para los feriantes.

Aristóbulo del Valle (Corresposalía). Más de un centenar de jóvenes feriantes se reunió en el camping municipal Cuñá Pirú en el marco del sexto encuentro provincial de Jóvenes Feriantes de Misiones.

La reunión que se desarrolló durante de todo el fin de semana, tuvo como principal objetivo la puesta en común de los temas que generan el éxodo de los jóvenes desde las colonias a las ciudades urbanizadas en busca de mejores posibilidades laborales, económicas y sociales.

En esta ocasión estuvieron presentes representantes de ferias de Andresito, Iguazú, Colonia Victoria, Eldorado, San Antonio, Bernardo de Irigoyen, Piray, El alcázar, Santa Ana, San Ignacio y de Aristóbulo del Valle.

Para Juan Prestes (38), presidente de la entidad que congrega a todas las ferias francas misioneras que se denomina Interferias, este encuentro tuvo por objetivo principal unir a la juventud rural para que sigan conociendo y avanzando en la producción y comercialización como jóvenes feriantes.

Otro de los principios que motivó la organización del encuentro son la búsqueda de soluciones a los problemas que los afectan y la implementación de más y mejor capacitación.

“Si no los capacitamos, corremos el riesgo de terminar con nuestros proyectos. El joven quiere irse de la chacra porque no tiene incentivos, por eso buscamos con ellos mucho diálogo, ellos tienen que recuperar la cultura de la producción en la chacra”, señaló Prestes.

Por otra parte, Nadia Barboza en su carácter de presidente de Jóvenes feriantes de Misiones señaló que “los jóvenes aún salen de la chacra apenas pueden porque no encuentran una salida laboral, piensan que en casa no hay futuro. Sin embargo lo hay”.

Barboza añadió que “si nos capacitamos podemos valorar lo nuestro, lo que hicieron nuestros padres, desde allí trabajar pero para eso necesitamos mucha concientización” y consideró que “lo único” que puede salvarlos hoy es la chacra, “trabajando allí, estudiando, capacitándonos para obtener frutos más saludables”.

Según la titular de esta entidad, hasta el momento nadie se ocupa de atender las demandas de los jóvenes que pertenecen a las chacras, pero Interferias está trabajando con otras entidades en busca de becas, programas de apoyo y ya obtuvieron algunas ayudas.

“Becas y programa obtuvimos a través de las Interferias, pero necesitamos más capacitación y concientización. Ya avanzamos con cursos de panificados, encurtidos, envasados y organización. Pero vamos por más”, finalizó Barboza.

Comentá la nota