Buscan que el gobierno cumpla con la ocupación de personas discapacitadas

Un proyecto de ley del diputado justicialista José Luis Gambetta busca garantizar el cumplimiento del cupo de personas con discapacidad que debe contratar el gobierno provincial, y ampliar ese porcentaje del 2% actual al 5%.
La iniciativa de Gambetta modifica la ley 6.036, que establece que el estado salteño está obligado a "ocupar personas discapacitadas que reúnan condiciones de idoneidad para el cargo, en una proporción no inferior al 2% de la totalidad de su personal".

En este sentido, la norma propuesta por Gambetta no sólo amplía el cupo, sino que dispone que esos cargos deberán reservarse a los discapacitados y que "no podrán ser ocupados o cubiertos bajo ninguna circunstancia ni excepción". Pero además, le da al gobierno un plazo de 5 años para cumplir avanzar en el cumplimiento de la ley de manera gradual.

En diálogo con Nuevo Diario, el secretario de la Función Pública, Matías Posadas, reconoció que desconocen cuál es la cantidad de personas con discapacidad que se desempeñan actualmente en la administración pública provincial. Sin embargo, admitió también que lo más probable es que la Provincia no esté cumpliendo con el piso del 2% establecido por la normativa vigente.

Posadas atribuyó la falta del registro a que en la ley no define en forma precisa quiénes son discapacitados, y en que hacer una estadística de estas características podría implicar una práctica discriminatoria contra los empleados públicos que tengan alguna discapacidad, ya que se los estaría diferenciando del resto de los trabajadores.

De todas formas, el funcionario aseguró que ya están trabajando en la subcomisión de Igualdad de Oportunidades que comparten con los gremios para garantizar que las personas con discapacidad puedan acceder a un trabajo en la administración pública.

Por su parte, Gambetta entendió que si bien se ha avanzado mucho en el tratamiento sobre la discapacidad, "todavía no hemos llegado al mínimo de otros lugares del mundo en relación al tratamiento con los discapacitados". "Se ven discapacitados desocupados, desvalidos, sin ningún tipo de cobertura", lamentó el diputado, que consideró que hay que obligar al Estado a ocupar un porcentual de su personal con personas con discapacidad.

En ese sentido, explicó que el porcentaje del 5% "no es caprichoso", y que responde a lo que establecen otras legislaciones provinciales para garantizar que todos los discapacitados tengan trabajo.

"El hecho de tener una discapacidad no significa que tengan una incapacidad laboral. Por el contrario, potencia la capacidad laboral de la gente y hay que aprovecharlo", concluyó Gambetta, y agregó que "no quieren subsidios, sino un empleo".

Comentá la nota