Buscan generar nuevos fondos para compensar el anticíclico

Raúl Mercau, el subsecretario de Financiamiento del Ministerio de Hacienda de la provincia, explicó que la manera de evitar cualquier riesgo de este ahorro, es la prevención.
El dinero proveniente del Fondo Anticíclico, un recurso genuino del ahorro de los mendocinos utilizado en el Plan Anticrisis elaborado por el gobierno de Celso Jaque, podría estar en riesgo si no se toman los recaudos necesarios.

Es que a partir de la instalación de la situación crítica en el ámbito local, todos los sectores comprometidos pidieron casi a gritos que se usara esa plata para satisfacer las distintas demandas que surgieran.

Así, de un total de $185 millones, en diciembre la Legislatura provincial autorizó al Ejecutivo a hacer un uso íntegro de la suma que quedó distribuida en $60 millones para el agro, $25 millones para coparticipar con los municipios y $100 millones liberados, para que el oficialismo lo destine discrecionalmente.

Según Raúl Mercau, Subsecretario de Financiamiento del Ministerio de Hacienda, la manera de evitar cualquier riesgo de este ahorro, es la prevención.

En ese sentido, el funcionario dijo a Ciudadano que existen intenciones de generar “fondos de estabilización de precios agrícolas”, que tendrán la función, en el largo plazo, de compensar los inconvenientes económicos que puedan aparecer en el futuro.

De todos modos, se trata aún de una idea que está en su fase teórica, que todavía no prende en el gabinete de Jaque. “Los avances hasta ahora son sólo técnicos. Falta la discusión interna y la posterior generación de los instrumentos legales”, explicó Mercau.

Para el economista, estos fondos deben conformar una estrategia “a largo plazo”, aunque entiende que los problemas de los productores “requieren soluciones inmediatas”, y eso provoca que pocas veces se articulen planes hacia lo mediato.

Precisamente, el Fondo Anticíclico fue creado en 2004 a partir de la sanción de la Ley provincial 7.314, de Responsabilidad Fiscal, en adhesión a una norma nacional similar, con el fin de acumular recursos en épocas de bonanza para afrontar circunstancias críticas, como la actual.

En aquel tiempo, la crisis de 2001 había dado una “lección” a los funcionarios de turno, que si hubieran tenido un fondo de ahorro “no hubieran tenido que bajar los salarios”, señaló Mercau en alusión a la medida tomada por el entonces gobernador Roberto Iglesias.

En cuanto a la forma en que se harán los aportes de los fondos de estabilización, el titular de Financiamiento no dio detalles, pero explicó que seguramente “se surtirá con aportes de los sectores involucrados”, que serán los mismos que reclamarán su ejecución “llegado el caso en que sean necesarios”.

Para Mercau, la actual crisis no sólo es de liquidez, sino también de cobranza, por eso se toma este tipo de medidas. “Hemos aprendido una nueva lección”, concluyó.

Comentá la nota