Buscan eximir de tasa de baldío a propietarios únicos

El concejal del FrePam, Leandro Altolaguirre, presentó una iniciativa que busca que el propietario poseedor de un único inmueble esté eximido del pago de la tasa baldío.
Lo acompañaron en el proyecto Sara Alonso y Cristina Requejo.

"El municipio hace uso del poder delegado por la Provincia al aplicar tasas sobre propiedades inmuebles. Pero esta facultad debe ajustarse a criterios sociales y de equidad. Estos criterios deben tomar en consideración la propiedad que ostente el contribuyente, y que por lo tanto quien sea solamente propietario de un inmueble baldío, manifiesta una solvencia que debe ser tenida en cuenta por el municipio no como una expresión de riqueza sino como una expectativa de poder convertir ese terreno baldío en una forma de propiedad que permita su efectiva utilización posterior como vivienda o comercio", explicó.

En esta línea, el municipio promulgó la Ordenanza Nº 28/76 con el fin de "alentar al ciudadano que quiera elevar su estándar de vida, y por lo tanto su capacidad contributiva, aliviándole su carga tributaria en una medida que sea sensible para la economía del contribuyente y que no se torne una transferencia sustancial en los ingresos al erario público".

Esta modificación realizada a la Ordenanza Fiscal Nº 56/73 en su artículo Nº 57 quedó redactada en los siguientes términos: "El propietario poseedor de un único inmueble con dominio acreditado suficientemente y ubicado en la Zona R3 y R4 estará eximido del pago del presente gravamen. Para los ubicados en la zona R2, estarán eximidos del pago el 50% del gravamen".

"Con el transcurrir de los años nos encontramos con la Ordenanza Fiscal -actual- Nº 237/86 (Texto ordenado Año 1990 Resol. Nº 2.240/90, con modificaciones posteriores) en el Capítulo 2 -Tasa por inspección a propiedades no edificadas- que se refiere a los terrenos o solares baldíos que abonan una tasa en concepto de inspección", prosiguió el edil.

"En su Artículo Nº 75 vemos que por efecto arrastre se mantiene parcialmente aplicado de eximisión de pago a los propietarios poseedores de un único inmueble estando redactado en los siguientes términos: ’El propietario poseedor de único inmueble con dominio suficientemente acreditado, con ubicación en las Zonas R2, R3 o R4 estará eximido del pago de la presente; con ubicación en la Zona R1 abonará la tasa con un descuento del 50% (cincuenta por ciento)", precisó.

Altolaguirre hizo notar "la situación económica actual y la merma de oferta de créditos destinados a la construcción de viviendas; sumado al difícil acceso a estos por parte de un gran conjunto de la población que ve disminuidos sus ingresos".

También mencionó que "la disminución de la actividad económica genera precariedad laboral y disminución de puestos de trabajo; siendo una forma de revertirlos el fomento de la actividad de la construcción que demanda grandes cantidades de mano de obra e insumos".

"Desde el municipio puede contribuirse estimulando a los propietarios de un único inmueble baldío a encarar los trabajos para convertir la naturaleza baldío en un inmueble de otra naturaleza. Este estímulo, desde el alcance del municipio, puede traducirse en aumentar la capacidad económica de los propietarios de un único inmueble a través de la exención de la tasa baldío", postuló.

Comentá la nota