Buscan evitar la crisis de las cooperativas eléctricas del interior bonaerense

Suman 200 en toda la Provincia y suminstran energía a 750 mil usuarios. Disponen de menos inversión que las empresas y reclaman que tienen costos más elevados en las zonas rurales

Las cooperativas eléctricas de la Provincia buscan mejorar su situación ante las dificultades para invertir en el servicio. Estas cooperativas que abastecen a gran parte del interior bonaerense se ven en inferioridad de condiciones respecto de las grandes empresas distribuidoras de energía.

En la Provincia actualmente existen 200 cooperativas eléctricas, que se distribuyen el reparto de la electricidad con las tres grandes empresas: Eden (norte bonaerense), Edes (sur de la Provincia) y Edea (Costa Atlántica). Las tres compañías suman un millón 650 mil usuarios, mientras que las cooperativas abastecen a 750 mil personas. Sin embargo, cada una de las empresas dispondrá de 200 millones de pesos para invertir el año próximo, la misma cifra que tendrán en total las 200 cooperativas, según datos del Organismo de Control de Energía Eléctrica bonaerense (Oceba).

Según argumentan los representantes de las cooperativas eléctricas el costo de inversión en infraestructura que deben afrontar es mayor porque suministran energía en zonas rurales donde hay menor cantidad de población pero mayores distancias. Es por eso que la Provincia autorizó el cobro de un adicional de cinco pesos en la facturación, que deberá ser destinado a obras.

Sin embargo, en la Cámara baja bonaerense se aprobó la semana pasada un proyecto de ley para crear una “comisión bicameral de asuntos eléctricos cooperativos”. La iniciativa fue presentada por el vicepresidente de la Cámara baja Julián Domínguez (Frente para la Victoria - PJ) y acordada entre el gobernador Daniel Scioli y la Mesa Coordinadora Interfederativa de Cooperativas Eléctricas, luego de que éstas le comunicaron sus necesidades al mandatario provincial.

Entre las justificaciones para apoyar a las coo-perativas eléctricas se consideró que las distribuidoras de energía reinsertan 650 millones anuales al circuito económico local y provincial e ingresan 250 millones de pesos al año en impuestos, que se distribuyen entre la Nación, Provincia y municipios.

“Las cooperativas están muy relacionadas con las comunidades del interior porque en muchos casos, además del servicio eléctrico realizan otras tareas”, le dijo a Hoy el presidente de la Comercializadora de Energía SA (Comesa), Omar Grossi. El representante de la cooperativa admitió que la “inversión es importante pero siempre es necesario hacer más inversión porque absorbemos las líneas rurales que demandan mucho mayor costo”.

Por su parte, el diputado Domínguez le dijo a Hoy que las cooperativas “es el sistema que necesita más protección y apoyo de parte del Estado porque son cooperativas de ciudades y no grandes grupos económicos”. Además, según el legislador las cooperativas que operan en la Provincia “siempre han estado en inferioridad de condiciones con las concesionarias nacionales, tanto a la hora de llevar adelante los reclamos como así también en lo referente a la inversión en materia de infraestructura”.

Finalmente, Domínguez sostuvo que la creación de la comisión bicameral intentará “profundizar el estudio de los requerimientos, de los planes de inversión y del aliento al programa de expansión que tienen, sobre todo al prestar servicios en lugares donde las concesiona-rias privadas no llegan porque no es rentable”.

Rige el aumento de la luz en el interior bonaerense

Durante este mes los habitantes del interior bonaerense comenzarán a sentir el aumento de la energía eléctrica, luego de la suba decretada por el gobernador Scioli en agosto pasado.

Con fecha del 8 de agosto, Scioli y la ministra de Infraestructura, Vivienda y Servicios Públicos, Cristina Alvarez Rodríguez, firmaron el decreto 1.578/08, en el que establecieron el nuevo costo de la luz para las distribuidoras Eden, EDEA y EDES y las cooperativas del interior de la Provincia. El aumento de tarifas eléctricas oscila el 6 y el 31,5 por ciento.

El resto de los usuarios eléctricos que tienen servicios de Edenor, Edesur o Edelap, sólo pagarán el servicio con aumento si consumen más de 1.000 kwh bimestrales. Si sobrepasan ese consumo pero no tienen servicios de gas natural y/o agua potable también podrán pedir la eximición del aumento, de acuerdo a la normativa establecida por el ENRE para no afectar a la franja de usuarios de menores recursos.

El costo de la luz no era actualizado desde 2002 y fue readecuado, según indica el decreto provincial, a la “emergencia pública en materia social, económica, administrativa, financiera y cambiaria, la salida del régimen de convertibilidad del peso con el dólar estadounidense”.

La Legislatura bonaerense delegó en el Poder Ejecutivo el derecho por el que le permite modificar los costos en la actividad eléctrica, es por esto que desde este mes los consumidores del interior bonaerense empezarán a sentir este nuevo aumento que está vigente desde el 25 de agosto de 2008.

Comentá la nota