Buscan destrabar paro petrolero

• Intensa negociación anoche en Buenos Aires. Actividad sigue paralizada hasta mañana
Neuquén (de nuestra agencia) - A las 20 de ayer se inició el paro de actividades en todos los pozos petroleros que se encuentran dentro de la denominada Cuenca Neuquina, aunque anoche una reunión en el Ministerio de Trabajo con la presencia de su titular, Carlos Tomada, y de su par de Planificación Federal, Julio De Vido, buscaba ponerle fin a la medida. También asistían representantes de las cámaras empresarias que congregan a las grandes operadoras y a las empresas prestadoras de servicios. Por el sindicato de Trabajadores del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, se encontraba su secretario general, Guillermo Pereyra, quien fue el impulsor de la medida de fuerza que afecta a la producción de crudo, a su transporte desde los yacimientos a las refinerías y a la elaboración de combustibles, pero no al gas.

De todos modos, la provisión de naftas y gasoil a las estaciones de servicio en la zona no está ciento por ciento comprometida debido a que las refinerías se encuentran con los depósitos repletos debido a la recesión económica, que ha mermado el consumo de combustibles. Tampoco la medida de fuerza afecta el suministro de gas y mucho menos a los gasoductos que transportan el fluido a los grandes centros urbanos. «No vamos a descargar un infierno sobre la gente que ya soporta esta pandemia de la gripe A», le repitió Pereyra a este diario después que una asamblea de delegados realizada en la tarde de ayer en su sindicato lo avaló en esta decisión y le dio mandato para que viaje a continuar las negociaciones en la cartera laboral. «Vamos a negociar, pero no levantaremos el paro hasta no tener las actas firmadas», sostuvo el gremialista antes de subirse a un avión taxi que lo trasladó a Buenos Aires. El gremio se mantiene firme en su pedido de que se reintegre al trabajo a 84 despedidos de una pyme de servicios petroleros.

La reunión de anoche fue decidida por la presidente Cristina de Kirchner, quien un día antes había dado instrucciones a De Vido y a Cammesa para que analicen aumentar el precio del gas en boca de pozo, especialmente el que se deriva hacia la generación de energía eléctrica. Anoche era uno de los puntos que estaba por incluirse en el acta a discutirse entre las empresas y los funcionarios gubernamentales ya que los gremialistas decidieron no inmiscuirse en las negociaciones de mejores precios en boca de pozo, aunque en privado apoyan los reclamos de Jorge Sapag y de las mismas petroleras.

La jornada del martes se caracterizó por múltiples reuniones en Neuquén y en Buenos Aires. Sapag es el único mandatario de la OPHEPI que participa de estas negociaciones tripartitas y ayer volvió a reunirse con De Vido. El neuquino que ratificó en las urnas -ganó dos elecciones en una semana- su alianza con el Gobierno de los Kirchner, al igual que el gremialista petrolero, comentó que el encuentro con la Presidente «se desarrolló en un clima cordial» y relató que su planteo estuvo enfocado en las dificultades ocasionadas por la crisis económica en el sector hidrocarburífero, según una información oficial de la Gobernación.

Comentá la nota