Buscan desalojar a una comunidad indígena de Campo Quijano

La comunidad indígena de Las Cuevas, perteneciente al Pueblo Tastil, informó que las 30 familias que la integran están sometidas a un proceso judicial de desalojo y temen perder sus tierras. Junto a otras comunidades de la zona realizarán una movilización el lunes, a partir de las 9,30.
El Pueblo Tastil, integrado por diez comunidades aborígenes, está asentado sobre todo en la zona de la Quebrada del Toro, en jurisdicción del municipio de Campo Quijano, en el departamento Rosario de Lerma. Las Cuevas está en el extremo noroeste del territorio, la integran unas 30 familias, unas 250 personas, todas dedicadas a la agricultura y ganadería.

"Las distintas comunidades de nuestra Quebrada (...) están siendo desalojadas ante la indiferencia de los organismos que supuestamente defienden nuestros derechos", sostuvo el kolal (jefe) de la Comunidad Indígena Quebrada del Toro, Esteban Vilca.

El kolal, que es también representante del Consejo Mayor del Pueblo Tastil y delegado ante el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) como miembro del Consejo de Participación Indígena (CPI), afirmó que la comunidad de Las Cuevas "vive una situación desesperante ya que corre el riesgo de perder todo, de prosperar los juicios de desalojo" impulsados por "los abogados María de la Paz Montero y Walter Osvaldo Cruz", quienes "aduciendo adquirir derechos sobre nuestras tierras realizan una demanda de desalojo a toda la comunidad,".

La causa está radicada en el Juzgado en lo Civil y Comercial de 7º Nominación de la ciudad de Salta y está previsto que el próximo 26 de este mes se lleve a cabo una audiencia.

"De darse lugar a esta demanda de desalojo significaría que las familias desalojadas no tendrían a donde ir, quedarían sin un lugar donde pasar las noches y días con temperaturas bajo cero, que se tendría que cerrar la escuela, que un pedazo de nuestro territorio quedaría sin sus habitantes originarios y, lo más doloroso, es que nuestra Madre Pacha se quedaría sin sus hijos pero no porque se fueron, sino porque los arrancaron", sostuvo Vilca, quien invitó a adherir a su reclamo en las direcciones de correo-e estebanvilca@hotmail.com y estebanvilca@pueblotastil.org.

Vilca informó a Nuevo Diario que comunicaron de esta situación al Instituto de Pueblos Indígenas de Salta (IPPIS), al INAI, al ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Pablo Kosiner, también a cargo del Ministerio de Gobierno.

La marcha del lunes partirá desde la zona del teleférico, a las 9,30 y pasará por la sede del IPPIS, la Inspección General de Personas Jurídicas y el Grand Bourg.

Los demandados ya recibieron el respaldo de la Comunidad Tinkunaku del Pueblo Kolla, que recordó la vigencia de la ley 26.160, que declara la emergencia de la propiedad comunitaria indígena y prohíbe los desalojos.

Comentá la nota