Buscan darle fin a la lista sábana para concejales

Hoy, los ediles entran proporcionalmente.
Si prospera un proyecto de ley que tomará estado parlamentario mañana, la gente deberá elegir en los próximos comicios un solo concejal en su departamento, en lugar de votar una lista que contiene varios nombres en orden que es lo que se conoce hoy como "lista sábana". El proyecto persigue cambiar el Código Electoral Provincial (Ley 5636) es de autoría del bloquista iglesiano Jorge Espejo, y desde el oficialismo dijeron que lo estudiarán.

En pocas palabras, la iniciativa plantea un nuevo proceso de elección. Primero, propone que cada partido presente candidatos en forma individual. Por ejemplo, para el caso de Iglesia que son cinco los ediles a elegir, cada fuerza debería presentar cinco candidatos por separado, lo que podrá hacerse con cinco boletas distintas o una sola con los postulantes ordenados alfabéticamente y separados por troqueles para que la gente corte eligiendo el que más le guste. El elector votaría por un solo candidato más allá de cuántos cargos entren en juego.

Segundo, al momento de computar los votos, se sumarían todos los que sacaron los candidatos de la misma fuerza y se repartiría la cantidad de cargos que corresponda a cada partido según el sistema proporcional D\'Hont (ver aparte). En el ejemplo de Iglesia, podrían quedar para el partido A 3 de las 5 bancas y las 2 restantes para el partido B. Pero en vez de entrar los 3 primeros de la lista sábana del partido A como es ahora, entrarían los 3 más votados de esa fuerza. Y los 2 más votados del partido B.

Según Espejo, su proyecto no iría en contra de la Constitución Provincial porque se respeta que la distribución primaria de cuántos lugares le corresponden a cada fuerza se haga con el sistema D\'Hont. Lo que cambia es quiénes entran. El legislador dijo que espera que se discuta su propuesta en comisión y que "es perfectible". Por ejemplo, surgen interrogantes sobre qué pasa si hay empate técnico entre dos candidatos o si los candidatos votados por la gente, suponiendo que hay pocos favoritos, no alcanzan para cubrir todos los cargos en juego.

Las ventajas de esta idea de la cual no se conocen antecedentes, según el diputado son que "en las listas sábana no se puede determinar, por ejemplo en Iglesia del primero al quinto, cuál fue la voluntad de la gente. Cada partido o frente se va a ver obligado de poner a los mejores hombres y mujeres en los cargos. Y también incentiva el compromiso político de cada candidato porque trabajarán a la par, ya que todos tienen las mismas chances de ganar".

Comentá la nota