Buscan copar otro órgano de control.

El kirchnerismo quiere a alguien de confianza en la Defensoría del Pueblo, que hoy pone en aprietos al Gobierno.
En su ofensiva para copar con hombres leales organismos de control y entes descentralizados, el kirchnerismo quiere avanzar este año sobre la Defensoría del Pueblo, sitial que ocupa el peronista cordobés Eduardo Mondino, cuyo mandato de cinco años vence en diciembre.

Ex diputado nacional por Córdoba, Mondino se ha convertido en un dolor de cabeza para la Casa Rosada. Su última acción fue objetar ante la Justicia los aumentos de las tarifas de servicios públicos decididos por el Gobierno, pero acumula desde hace años acciones que disgustaron al matrimonio presidencial.

Su reemplazo por una figura del kirchnerismo ortodoxo se sumaría así a la avanzada que desde la Casa Rosada se ha realizado sobre instituciones como el Consejo de la Magistratura y la Auditoría General de la Nación (AGN).

La intención es evitar que en la Defensoría del Pueblo se instale alguien que mantenga el alto perfil de Mondino, que el año pasado tuvo una activa participación en las reuniones de comisión celebradas en el Congreso, en ocasión de discutirse la actualización de las jubilaciones y la estatización de los fondos jubilatorios. En los dos casos, el funcionario opinó en contra de los planes de la administración kirchnerista.

El mandato de Mondino concluye en diciembre, razón por la cual el Congreso tendrá que elegir a un reemplazante en el transcurso del año. Este dato no pasa inadvertido en los despachos oficialistas del Parlamento, en donde ya se habla de "ocupar la Defensoría" y se manejan los nombres de los posibles sucesores del funcionario cordobés.

Candidatos

Se ha hablado desde una de las Abuelas de Plaza de Mayo hasta el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, confiaron fuentes kirchneristas. En la nómina también se anotan algunos legisladores nacionales. Una de ellas es la vicepresidenta de la Cámara baja, Patricia Vaca Narvaja. Ultrakirchnerista ortodoxa, esta diputada cordobesa ve peligrar su continuidad en el cuerpo. El gobernador Juan Schiaretti ya ha anunciado que armará la nómina sin injerencia de la Casa Rosada y difícilmente la tenga en cuenta.

Precisamente las elecciones legislativas podrían obligar al kirchnerismo a acelerar los tiempos de su ofensiva sobre la Defensoría. Mondino suena como posible candidato a encabezar la nómina de senadores nacionales del PJ cordobés. Voceros del ombudsman confirmaron a LA NACION que, en ese caso, renunciará al cargo para hacer campaña.

El apuro kirchnerista por copar la parada encuentra explicación, además, en la incertidumbre que genera en la quinta de Olivos el resultado de las elecciones legislativas de medio turno y su impacto en la relación de fuerzas en ambas cámaras legislativas.

Para elegir a un nuevo defensor del pueblo, una comisión bicameral especial deberá elevar el nombre de uno o hasta tres candidatos a ocupar ese sitial. Este paso parece una tarea sencilla para el oficialismo, que, sobre un total de catorce miembros (siete senadores y otros tantos diputados), tiene al menos ocho votos asegurados.

Pero las pretensiones kirchneristas podrían chocar con la realidad cuando quieran exponer su candidato al pleno de ambas cámaras. Para alcanzar su elección, ese postulante deberá reunir el voto de las dos terceras partes de los presentes, una mayoría que en este momento parece imposible de alcanzar para las huestes de la Casa Rosada.

El personaje

EDUARDO MONDINO

Defensor del pueblo

Orígenes : ex diputado del PJ.

Edad : 50 años

Profesión : periodista.

Su actuación ha causado disgustos en la Casa Rosada: tuvo un papel activo en las demandas por los aumentos de tarifas y se opuso a la estatización de las AFJP. Ahora podría ser candidato del PJ cordobés.

Comentá la nota