Buscan consenso sobre el tránsito en el anillo del Parque Municipal.

Buscan consenso sobre el tránsito en el anillo del Parque Municipal.
Nuevas propuestas de un grupo de personas conformado por vecinos del barrio Cueto, ciclistas y deportistas de distintas disciplinas ante la disconformidad con la reglamentación que prohíbe la circulación de bicicletas, motos y automotores.
En discrepancia con la nueva normativa que prohíbe la circulación de bicicletas, motos y automotores, en el anillo del Parque Municipal, un grupo de personas conformado por vecinos del barrio Cueto, ciclistas y deportistas de distintas disciplinas atléticas y usuarios de todo el espacio, juntan firmas para conseguir aceptación a su propuesta de que “se regulen los distintos usos que se le pretenda dar al espacio en cuestión, asignando franjas horarias y/o días, otorgando exclusividad a los distintos tipos de disciplinas de modo tal que cada cual pueda disfrutar del predio sin ser obstáculo o peligro para sus semejantes. Estamos convencidos que se trata de la salida más democrática y racional posible para todas las partes. No se trata de discriminar ni de privilegiar sino de compartir un espacio público.

“El Parque Municipal General San Martín es un espacio público y en consecuencia todos los pergaminenses tenemos derecho a utilizarlo. Es cierto que hasta el momento el uso del denominado ‘anillo’ se estaba dando de modo desorganizado y hasta peligroso en algunos casos, pero regular no tiene por qué ser sinónimo de prohibir. El uso de las actuales ‘vallas’ para obstaculizar el paso de los ciclistas ha generado no sólo una triste fotografía de discriminación a una saludable actividad deportiva y restricción a la libertad, sino también la imagen desoladora de un espacio otrora dinámico y lleno de vida. Si bien para el ciclismo existe el circuito El Panorámico, para los pedeastras y atletas también existe el denominado ‘paseo ribereño’. En ese caso, un pensamiento irracional implicaría que también se prohibiese caminar en el sector. Asimismo otro pensamiento divagante sería prohibir el tránsito en cada esquina donde exista un accidente en vez de controlar y regular con normas racionales. Con relación al velódromo, nadie puede dejar de reconocer las limitaciones que en la actualidad tiene en el materia de seguridad.

“Finalmente, respecto a la seguridad para los vecinos de los barrios Cueto y Centenario, sin ser especialistas en el tema, es obvio que un espacio verde de esas dimensiones da sensación de seguridad en la compañía casi permanente de deportistas haciendo uso de las instalaciones y no en la desolación de lo que en breve será ‘una cueva de lobos’”.

Conferencia

En otro orden de cosas y en referencia a la misma problemática, la Comisión de Apoyo del Parque Municipal y Paseo Ribereño, llevará a cabo una conferencia de prensa hoy a partir 17:00 en el anillo del Parque para expresar la necesidad de contar con una adecuada señalización y pequeñas obras de infraestructura, entre otras cuestiones.

Estarán presentes también miembros de la Asociación Atlética y la Agrupación de Cicloturismo para establecer en forma conjunta una normativa.

Si bien la Comisión de Apoyo está de acuerdo con la nueva reglamentación en la prohibición del tránsito motorizado, considera que la convivencia entre ciclistas y atletas es posible, pero para ello debe establecerse una senda específica para cada uno y una velocidad de giro no mayor a 20 kilómetros para los ciclistas.

Comentá la nota