Buscan que el caso de los interinos sea asunto de feria

El Ejecutivo quiere las controversias respecto de la Ley 8.136 sean resueltas durante enero, para no esperar hasta febrero por su sustanciación. El Gobierno pretende que sean dejadas sin efecto las cautelares de Novillo que suspenden la aplicación del régimen de subrogancias
El Gobierno agotará todos los medios procesales en el afán de que la controversia sobre la Ley 8.136 sea sustanciada durante la feria judicial de enero, que comienza el jueves.

El oficialismo pretende que sean dejadas sin efecto las órdenes cautelares por medio de las cuales Rodolfo Novillo, vocal de la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, suspendió provisoriamente en dos causas la aplicación del sistema que preveía aquella norma. Este posibilitaba que los poderes políticos (Ejecutivo y Legislatura) designaran directa y discrecionalmente jueces interinos sin un mecanismo de selección previo que permitiera sopesar la idoneidad o la aptitud de los abogados interesados en cubrir cargos vacantes en la Justicia.

Hasta el momento, la Fiscalía de Estado ha recurrido las resoluciones dispuestas por Novillo en las causas que, por separado, impulsaron el Colegio de Abogados del Sur, y los letrados Guillermo Avila Carvajal y Félix R. de la Peña con la finalidad de que la Ley 8.136 sea declarada inconstitucional. En ambas, se había pedido el dictado de una medida cautelar, a lo que el magistrado hizo lugar el domingo, a las 23.

Novillo ya ha proveído que se le corriera traslado -por los términos que fija la ley- a los abogados del sur, así como a Avila Carvajal y a De la Peña, de las presentaciones concretadas por el Gobierno, para que puedan fijar su posición.

Fiscalía de Estado, en el primer caso, ha planteado la nulidad y un recurso de revocatoria (en subsidio) contra la decisión que ordenó la cautelar, y directamente una revocatoria, en el segundo caso. Como en la causa que abrió el Colegio de Abogados del Sur ha deducido un una acción declarativa de inconstitucionalidad, esta entidad profesional dispondrá de tres días hábiles para contestar (el planteo de Fiscalía de Estado), plazo que vencerá el primer día laborable de febrero, ya que el lunes y el martes serán las últimas jornadas hábiles de 2008.

Por eso, el Gobierno pretende que las actuaciones sean declaradas asunto de feria y, si hasta al lunes esto no fuera resuelto, interpondría un pedido de pronto despacho para que tal cosa sea declarada, como lo ha solicitado en los recursos que interpuso, según confiaron ayer a LA GACETA fuentes próximas al oficialismo.

El caso de Avila Carvajal y De la Peña, en cambio, fue planteado a través de una acción de amparo, trámite en el que, como consecuencia de una reforma legislativa al Código Procesal Constitucional concretada en marzo por impulso del oficialismo, todos los días se computan como hábiles y todas las horas, como corridas.

No obstante, como en el Gobierno quieren adoptar todas las precauciones, igualmente buscarían que estas actuaciones también sean declaradas asunto de feria.

Hasta una vía excepcional

En el afán por lograr que la cuestión sea resuelta en ambos expedientes durante enero, en el Gobierno no descartan plantear un per saltum –idea que volvió a cobrar fuerza durante las últimas horas-, para conseguir, llegado el caso, que la Corte se avoque directamente al asunto.

Por otra parte, en los recursos interpuestos contra la decisión de Novillo, la Fiscalía de Estado insistió en que es el alto tribunal de la provincia -y no la Cámara en lo Contencioso Administrativo- el competente para entender en el tema debatido. El remedio extremo del per saltum, que fue utilizado una sola vez en Tucumán en 1992, cuando aún no estaba legislado (ver ...), ahora está prevista expresamente por el artículo 107 del Código Procesal Constitucional. Este reza: “cuando excepcionalmente en un caso pendiente, la resolución recaída revista interés constitucional o gravedad institucional, la Corte Suprema de Justicia podrá prescindir de los requisitos de procedencia formal de los recursos respectivos a los efectos de un inmediato pronunciamiento si la solución no admite demora alguna”.

Comentá la nota