Buscan cambiar la norma del sistema de pago del boleto

Marcelo Artime comenzará a conversar con concejales para ponerlos al tanto de la intención del Ejecutivo de vetar de manera parcial la ordenanza que impone el uso de tarjetas por aproximación. Apuntan al sistema mixto
Con la partida de Gustavo Pulti a Rusia, quedará en manos del intendente interino Marcelo Artime tomar una decisión respecto de la instrumentación de la ordenanza votada por el Concejo Deliberante que establece el uso de tarjetas por aproximación como nuevo sistema de pago del boleto de colectivos. Se espera que hoy Artime comience a avanzar en firme sobre este tema, siguiendo las pautas que antes de subir al avión, acordó con el jefe comunal.

Como primer paso el intendente interino deberá poner a consideración de los concejales el plan concebido en las últimos días en distintas reuniones mantenidas por funcionarios, empresarios, gremialistas y algunos ediles. Según lo conversado en esos encuentros, el Departamento Ejecutivo podría vetar de manera parcial la norma con el objetivo de eliminar el artículo que obliga a implementar las tarjetas por aproximación en un plazo de 90 días. Sumado a eso, Artime tendrá que "sondear" cuál es el ánimo que existe en el Concejo para darle curso a un nuevo proyecto de ordenanza, que admita la instalación de monederas por un período de 6 meses, con otros 6 de prórroga.

La idea de colocar monederas surgió como una condición impuesta por la cámara que nuclea a los transportistas (Ametap) para poder poner en práctica las tarjetas por aproximación dejando de lado su reclamo de modificar la tarifa. Según plantearon las empresas, si se las autorizara a cobrar el boleto en efectivo por un período de tiempo, mejoraría su rentabilidad y de este modo se podría financiar la compra y la instalación del sistema de tarjetas por aproximación.

Los empresarios consideran que con la llegada del verano y la posibilidad de que el público pague el boleto con monedas se incrementaría la cantidad de pasajeros.

La idea es que las monederas convivan durante algún tiempo con las actuales tarjetas magnéticas y con una versión inicial de las de aproximación, hasta que los transportistas puedan cumplir con la instalación completa del sistema que les exige la ordenanza aprobada semanas atrás por el Concejo.

Las tarjetas por aproximación que se utilizarían en un principio tendrían una prestación muy básica respecto de lo exigido por los concejales, quienes en la norma requirieron la instalación de un sistema que, entre otras cosas, asegure la posibilidad de realizar recargas por internet o teléfonos celulares,

Según se supo, Artime dedicaría buena parte de la jornada de hoy a mantener conversaciones informales con los integrantes de los distintos bloques para explicarles cuál es el camino que pretende seguir la administración de Gustavo Pulti y plantearles de manera abierta la idea de implementar un veto parcial sobre la ordenanza.

Esta última sería una decisión que debería tomar él mismo, debido a que el lunes próximo vencen los plazos para que la norma se promulgue automáticamente.

Además tendrá que indagar acerca de las posibilidades de éxito que tendría la presentación de un proyecto de ordenanza que admita la colocación de las monederas. En el caso de no encontrar eco favorable, esto podría suceder luego del 10 de diciembre, cuando el Concejo cambie su composición.

Cambios de autoridades

Con la asunción de Artime como intendente interino, hubo algunos movimientos en el Concejo Deliberante para asegurar su reemplazo en las diferentes funciones que desempeña. Por caso, la vicepresidenta segunda del cuerpo, la radical Verónica Hourquebié, se hizo cargo ayer mismo de la presidencia del Concejo Deliberante, ya que el vicepresidente primero, Diego Garciarena (Frente Nacional y Popular) se encuentra fuera de la ciudad. En tanto que Artime fue reemplazado en su banca de concejal por Marisa Vargas, quien formaba parte de la lista con la que Acción Marplatense se presentó en las elecciones de 2007.

Comentá la nota