Buscan aprobar la ley que permite inyectar energía solar renovable a la red eléctrica

Buscan aprobar la ley que permite inyectar energía solar renovable a la red eléctrica

En una reunión acordaron acelerar la reglamentación de la legislación 27.424 en la Provincia, que posibilita vender “luz” generada en paneles solares instalados en viviendas, comercios o edificios. Los usuarios podrían ahorrar en el pago de sus facturas de la empresa distribuidora.

El primer paso para impulsar el uso de paneles solares en viviendas particulares, comercios y edificios se dio durante la semana, en una reunión multisectorial en el Colegio de Técnicos de la ciudad de La Plata. 

En el encuentro acordaron gestionar un documento que será presentado ante autoridades oficiales de la Provincia, empresas distribuidoras y el Organismo de Control de la Provincia de Buenos Aires (Oceba), para que se acelere la reglamentación en el territorio bonaerense de la ley 27.424, que permite “inyectar” (vender) energía renovable eléctrica excedente a la red de energía convencional.

Según se informó, instalar paneles solares permitiría ahorrar hasta el 70 por ciento de la factura de luz y quienes lo hagan en la Región podrían recibir premios. Los futuros constructores podrán acceder a metros extras que podrían significar hasta dos pisos más de lo previsto originalmente siempre que se respete la altura según las normas vigentes. 

Por su parte, los usuarios particulares podrían “venderle” a la compañía el excedente de la producción de energía que generen los paneles solares lo que representará una reducción del pago en la boleta de luz.

Desde la empresa Mafferetti, Juan Manuel Lumbardini, explicó que “la energía solar, es un tema que le interesa mucho a la gran mayoría. Con respecto a la energía térmica, los termotanques solares son lo que más se están vendiendo. Con respecto a la fotovoltaica, el problema es que no hay financiamiento especial y los bancos ofrecen los créditos personales”.

Financiamiento en Santa Fe

En Argentina, ya son diez las provincias que poseen normas o resoluciones en relación a la legislación para incentivar el uso domiciliario de energías renovables y la posibilidad de inyectar el sobrante a la red: Santa Fe, Salta, Mendoza, Neuquén, Jujuy, Entre Ríos, Chubut, San Luis, Misiones y San Juan.

La inyección de energía a la red pública de forma distribuida es habilitada mediante normativa específica o dentro de un paquete que incluye la promoción de las energías renovables en general.

De esta manera, se impulsa gestionar beneficios e incentivos para las viviendas, comercios o edificios que utilicen o incorporen energías renovables, tanto en construcciones nuevas o existentes.

Producción de energía renovable para el consumo familiar, facturas de luz sin costo y cheques de hasta 3.000 pesos son parte de los beneficios que tienen los usuarios que inyectan el sobrante de energía a una red central en Santa Fe que se sumaron a un programa de incentivo provincial que se replica en ocho distritos a la espera de una ley que regule el sistema de intercambio a nivel nacional.

“Vendemos energía a la red durante el día, cuando no estamos, para tener a favor a la noche cuando utilizamos más. Este sistema de intercambio tiene muchos beneficios, el autoconsumo, no contaminás, ahorrás y además la provincia te paga 13.000 pesos anuales durante ocho años y amortizás el valor del sistema fotovoltaico", explicó Marcelo Lenzi, un vecino de El Trébol, en el centro oeste de Santa Fe, el primero en la provincia que colocó paneles solares en su casa e inyectó a la red de energía local.

“La provincia aporta un reconocimiento monetario a los usuarios, de 5,50 pesos por cada kilovatios de horas generado de energía renovable. Se instalan tres medidores en las casas, uno mide la generación renovable, otro el consumo de la red y otro es un medidor bidireccional que evalúa la entrada y la salida de energía", explicaron desde de la Secretaría provincial santafesina.

Estimaciones oficiales calculan que una familia de cuatro integrantes tiene un promedio de consumo de energía de 500 kilovatios horas bimestrales, aunque varía mucho según los artefactos que posean en la vivienda.

Instalar medidores especiales

Tras la reunión en la ciudad de La Plata, el presidente del Distrito IV del Colegio de Técnicos de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Tavolaro explicó que “el proyecto determina que el uso de paneles solares fotovoltaicos, térmicos y el aprovechamiento de agua de lluvia serían condicionantes para que se permitan construir más metros cuadrados cubiertos en un lote, edificio o fábrica, entre otros incentivos”. Y agregó que “serían beneficiados aquellos que optan por el uso de energías diferentes a las convencionales y que cuidan el medio ambiente”.

En el encuentro multisectorial que se realizó en la semana “debatimos para avanzar y poner en común entre todos los sectores el uso de energías renovables con el fin de obtener el máximo de beneficios. La idea es acoplarnos todos los actores de la construcción, bancos y profesionales, a una tendencia usada en las principales ciudades del mundo en pos del imperioso ahorro de energía como también del aprovechamiento del agua de lluvia”, explicó Tavolaro.

Según informaron en la reunión, en el caso de La Plata “se le enviará una carta a Edelap para que comience a instalar medidores especiales para combinar la cantidad de energía eléctrica que utiliza el usuario y la energía solar en cada período a facturar”. Edenor y Edesur ya lo pusieron en vigencia.

Además estuvieron entidades como Apymeco, Acimco, el gremio Uocra, la Unión industrial, representantes del municipio local e integrantes de los colegios profesionales de arquitectos, agrimensores, ingenieros y martilleros. También participaron empresas y entidades bancarias, dirigentes del Distrito La Plata y del Consejo Superior del Colegio de Técnicos de la Provincia.

Instalar un equipo para una casa puede costar 150.000 pesos. Incluye dos paneles y dos baterías. El cuidado de la batería es igual al que se tiene que tener para cuidar la batería de un auto. Y además la instalación debe hacerla un programador que permita combinar el uso de la energía solar y la energía eléctrica, para que el usuario pueda elegir entre ambas y no se pierda el excedente de energía que puede generar el panel solar.

También se indicó que una vivienda se puede aislar en un 100% de la energía eléctrica por dos o tres días consecutivos, pero el equipo debe ser más grande, con seis paneles solares y 16 baterías para una casa de 200 metros cuadrados, por ejemplo.

Desde la empresa Fiasa, el ingeniero Daniel Lisei afirmó: “Recientemente se han incorporado los inversores a red, que son equipos, que juntamente con los paneles solares pueden generar energía eléctrica en paralelo con la red de distribución. A nivel país no está reglamentado y se va a basar en la Ley Nacional 27.424 que promueve la generación distribuida con energías renovables con eventual excedente volcado a la red”.

Coment� la nota