Buscan ampliar el debate de los fondos para municipios

En los discursos de apertura de sesiones de los Concejos Deliberantes de varios departamentos, los intendentes señalaron la falta de fondos para desarrollar mejor sus comunas. Por esto, nuevamente se abrió el debate sobre los ingresos municipales y la necesidad de una Ley de Coparticipación Municipal.
Hoy el monto que cada intendencia recibe del Gobierno, al que se le derivan todos los impuestos y sólo se reservan las tasas, se define en un artículo del Presupuesto Provincial, y en el caso de que haya aumentos salariales, la Provincia saca subsidios específicos para cada municipio a través de una ley.

No hay debate ni negociación alguna. Solamente una distribución dispuesta por el Ministerio de Hacienda, siguiendo determinados parámetros que comprenden la planta de personal, el territorio, las necesidades de desarrollo de cada lugar y la situación social.

Las tibias demandas expresadas por los Concejos Deliberantes en sus discursos en Rivadavia y Capital fueron recibidas por el presidente del bloque oficialista de la Cámara de Diputados provincial, Daniel Tomas, quien reconoció que “en general los intendentes apuntan a definir que 2008 ha sido un año difícil, de ordenamiento y creo que los municipios que venían con complicaciones han tenido que ir acomodando paulatinamente las cuentas”.

Asimismo calculó que “ahora deben salir adelante y crecer un poquito más, para prestar buenos servicios, hacer mejores obras de alumbrado, barrido y limpieza”, para lo que estimó que “van a contar con el apoyo del Gobierno, puesto que los intendentes son una pieza clave en cualquier estructura política del Estado y son, desde el punto de vista político, el primer militante, el que recibe los reclamos y las primeras inquietudes. Lo que hay que hacer es respaldarlos, apoyarlos y tratar de dar soluciones. En esto el Gobierno ha sido coherente en el planteo político y gubernamental”.

Respecto a la distribución de recursos, el diputado dijo que “siempre está latente la posibilidad de una definición de recursos. Pero todos los intendentes tienen que entender que se deben poner de acuerdo ellos también con el Ministerio de Hacienda del Poder Ejecutivo en cuáles son los puntos para distribuir, y ahí sacar una buena ley. Yo puedo hacer la mejor ley pero después se enojan. Hay cuatro o cinco proyectos de ley de coparticipación y unos están de acuerdo y otros no. Yo no puedo definir una ley que mañana va a generar reacciones y que no se aplicará o respetará”, se quejó.

Por otro lado, Tomas aseguró que “la contrapartida tiene que estar en el hecho que se ha venido equilibrando, buscando un nivel de justicia en la distribución de los recursos, sobre todo en municipios que recibían más o menos bajos porcentajes entre los que se encuentran Rawson, Rivadavia, Santa Lucía y Chimbas, que reciben más que en la época de la Alianza y en la que Capital tenía una diferencia importante, y apuntar a la recaudación propia”.

Desde su visión, algo está cambiando, porque ante el tema de la exclusividad de las obras en los departamentos por parte del Gobierno y la prácticamente nula cantidad de obras municipales, Tomas dijo: “Tenemos un sistema que económica y financieramente va pasando de un centralismo muy fuerte a uno más sensible. Si bien el sistema político de la Constitución es autónomo para los municipios, creo que a esa autonomía se la tienen que ir ganando de a poco los intendentes y para eso es clave la autonomía financiera”.

Mientras eso ocurre, el presidente del bloque oficialista defendió la actual situación al decir que “hoy por lo menos se toman criterios o puntos de definición que antes no existían, como las necesidades básicas insatisfechas, la población, si tienen mayor o menor producción, ya que antes era sólo la planta de personal lo que se tomaba para distribuir recursos, lo cual es muy injusto”.

Comentá la nota