Buscan aliviar el tránsito por el corte de Gualeguaychú

Buscan aliviar el tránsito por el corte de Gualeguaychú
Pondrán baños químicos, playones para estacionar y más personal de seguridad.
El recambio de viajeros propio de cada quincena turística no augura buenos vientos en la frontera argentino-uruguaya. Las quincenas anteriores han mostrado ya embotellamientos, lentitud a la hora de realizar trámites, quejas, turistas descompuestos por el calor y gran congestionamiento de vehículos en los pasos Concordia-Salto y Colón-Paysandú.

La razón principal de este embudo taponado es el corte de la ruta internacional 136, en protesta contra la instalación en Fray Bentos de la planta pastera sobre el río binacional.

El paso Gualeguaychú-Fray Bentos fue siempre, antes del corte, el de mayor flujo, por lo que ahora, su cierre obliga a los viajeros a buscar otras alternativas. Colón es una, 100 kilómetros al norte, y Salto Grande es la otra, 150 kilómetros más arriba que Colón.

Paralelamente, la tensión crece también este fin de semana por otras causas, entre ellas, el segundo envío de celulosa de Botnia a una papelera argentina y las declaraciones del gobernador entrerriano Sergio Urribarri, quien en el programa Código Político de TN sostuvo que el corte "no le hace ni cosquillas" a la pastera y "el levantamiento del corte debería ser otra actitud valiente de la Asamblea que serviría para elevar nuevamente el valor de su lucha y para no desmerecer todo lo que se ha hecho para la protección de nuestras generaciones futuras, que es algo que todos le agradecemos".

Tras los embotellamientos de los recambios anteriores, el intendente de Colón, Hugo Marsó, adelantó que la Dirección Nacional de Vialidad crearía un playón de estacionamiento para camiones sobre la ruta nacional 135. El proyecto fue presentado por el municipio y resta ser aprobado.

Los trámites aduaneros se realizan en el centro integrado, ubicado en territorio uruguayo (Paysandú). Pero la Gendarmería argentina detiene a los vehículos antes del cruce del puente y va graduando su tránsito.

Por ello, Marsó se reunió con el comandante Principal de Gendarmería, Carlos Scoffano, con la idea de reforzar la seguridad y ver cómo aligerar las largas colas de camiones que se forman junto al Puente Internacional Gervasio Artigas.

Una de las medidas es el incremento de personal en control de migraciones y transporte. La Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), un organismo binacional, abriría además todos los puestos de peaje, para aligerar el paso.

También habrá colaboración policial en el acceso a la ciudad de Colón, mientras Gendarmería ordena el tránsito por la ruta nacional 14 y la ruta internacional 135 (que termina en el puente Artigas).

La organización prevé, además, instalar baños químicos, puestos de agua potable y ambulancia para posibles casos de afectados por el calor.

En Concordia, se prevé que podrían circular hasta 12.000 turistas este fin de semana, lo que sería cifra récord para ese paso fronterizo.

Habrá refuerzo de personal de Migraciones de Uruguay y Gendarmería argentina, según informó Juan Carlos Perdomo, subcomandante del Escuadrón "Salto Grande".

Por su parte, la Dirección de Seguridad y Prevención Vial de la Policía de Entre Ríos reforzará los operativos de control en las rutas provinciales y dispondrá restricción del tránsito pesado el sábado y domingo de 20 a 5.

Comentá la nota