"Buscamos caminos de solución, no de distracción"

ONG’s, Rotary, fomentistas y vecinos de Jáuregui volvieron a juntarse para aunar esfuerzos y buscar el modo de frenar la contaminación. Se invitó a todos los concejales, pero sólo fueron tres. Expectativas por la reunión con el presidente de Curtarsa.
Hace más de una década que exponen lo mismo. Agregan datos, pero el eje de la incomprensión y la falta de respuesta siguen intactos. En esta ocasión, el jueves a la noche en la sede de Jáuregui de ALUCEC, representantes de entidades ambientalistas de Jáuregui se reunieron con los únicos tres concejales que respondieron a su invitación y con integrantes de las fuerzas vivas de la localidad. Allí, por enésima vez, plantearon la necesidad de encarar urgente soluciones ante la contaminación.

Dino Viotto, presidente de AEVOB (Asociación Ecovida en el Oeste Bonaerense), realizó la presentación inicial y destacó que "en muchas ocasiones hemos dicho lo mismo. Buscamos palabras para no repetirnos, pero de todos modos no nos vamos a cansar de decirlo: nos vemos perjudicados en la calidad de vida, en lo psicológico, en la salud, en lo económico, en todo".

"En el último mes, nos enteramos a través de los medios, en el Concejo Deliberante se volvió a plantear la problemática para buscar caminos de solución. No caminos de distracción. Se insiste, creo, en caminos para ir a la raíz de los problemas", dijo Viotto. "Y por eso que invitamos especialmente a todos los concejales que quisieran venir. Y quisieran contarnos qué se presentó en el Concejo, qué se preguntó y qué respuestas consiguen. Y si hay acciones planificadas concretas o sólo quedará en la reflexión".

Los únicos que respondieron a la "invitación especial" fueron los ediles de la Unión Vecinal Daniel Silva, Santiago Sarobe y Oscar Luciani, este último ex vecino de Pueblo Nuevo. Se aguardó, en vano, la presencia de otros concejales, en particular de aquellos que también viven y sufren los efectos de la contaminación en la zona.

Luciani resumió los pasos deliberativos dados desde abril pasado, cuando se presentó un proyecto de comunicación solicitando que se comience a estudiar la posibilidad de una relocalización de la empresa Curtarsa.

Dijo que ante la falta de respuesta, en septiembre se reiteró ese pedido y que ahora se ultiman los detalles para una reunión de los integrantes de la Comisión de Salud del Concejo con el presidente de la firma Curtarsa. "El lunes, en una reunión ampliada de la Comisión de Salud, vamos a definir las propuestas que se le harán al presidente de la empresa", informó.

Tanto Viotto (de H2O), como Regina Palomar (de Ecovida), Emilce Tortelli (vicepresidenta de Alucec) y Jorge Albornoz (de H2O) destacaron la necesidad de multiplicar la información sobre lo que está sucediendo. Y citaron una cuantiosa cantidad de ejemplos, relacionados con el crecimiento de los casos de cáncer, el olor nauseabundo que copa el aire del pueblo, la utilización del horno para reducir el volumen de los barros de la curtiembre y las sospechas sobre la calidad del agua de consumo (ver Informe "Contaminados" en páginas 12 y 13).

"Nosotros insistimos en la necesidad de realizar un estudio integral de la salud de la zona. Pero nunca nos aceptan el pedido. Debe ser porque temen los resultados y saben que algo deberían hacer", dijo Palomar, quien aseguró que "de todas maneras sabemos que el nudo de este problema está en provincia, que es la que tiene que controlar y sancionar a la curtiembre".

"Hace diez años que llamamos a La Plata para denunciar el mal olor. Cuando decimos Jáuregui, ya ni siquiera nos piden los datos. No tenemos que demostrar nada", acotó Tortelli.

"El tema de la salud es lo que más nos preocupa. Uno se estremece cuando ve la gente que se acerca a pedir ayuda. Y Ana Ferrarotti, la ex funcionaria municipal, tiene todos los estudios que realizamos, pero no pasó nada", dijeron desde las ONGs.

"Disculpen que interrumpa, pero me tengo que ir. Vine a aportar mi testimonio. Me diagnosticaron cáncer de riñón. Me lo extirparon. Pero quiero que se sepa para que esto que me pasa a mi no le siga pasando a la gente de Jáuregui", expresó un vecino de apellido Rivada.

Además del duro testimonio de Rivada, quedó en el aire, como tarea para los concejales, averiguar qué sucede con el certificado de aptitud ambiental que Curtarsa consiguió en provincia en noviembre de 2007, a pesar de una larga lista de condiciones. Como ese certificado estaría próximo a vencer, los concejales revisarían si se cumplieron los requisitos para su renovación.

Sobre el cierre del encuentro, un vecino destacó el trabajo "Contaminados" que publica este medio. "No sólo reinstaló la temática, sino que además se lo hace con argumentos científicos", dijo.

El Rotary volvió a sumarse

La entidad había sido la iniciadora del reclamo de la gente de Jáuregui por el atropello de la contaminación, pero después de iniciar, incluso, acciones judiciales, dio un paso al costado.

Por eso, el jueves fue un día de alegría para los integrantes de AEVOB. Autoridades del Rotary Club de la localidad se sumaron a la reunión, entre ellos el actual presidente y ex funcionario municipal Héctor Artero.

La Comisión de Medio Ambiente de esa entidad internacional tendrá una reunión de distritos en Luján. "Será a fines de noviembre y allí tenemos pensado volver a plantear los detalles de este problema, para que se sepa no sólo en Luján todo lo que está ocurriendo", dijo Artero.

Comentá la nota