UCR busca nuevo milagro: rápida unidad interna para eyectar a Negri de presidencia

El abstencionismo conservador del entrerriano en la reciente campaña electoral es castigado con el acortamiento del mandato. Ayer le pidieron que no reasuma, pero para evitar escándalos dibujarán urgente lista de autoridades partidarias que impactará el éxito mestrista-aguadista. El viernes será la primera reunión de referentes.
Una tensa reunión en la Casa Radical marcó el reencuentro de la clásica interna partidaria. Ayer, el Comité Provincia volvió a sesionar tras la reasunción de su presidente Mario Negri, quien había pedido licencia hasta el lunes pasado porque no estuvo de acuerdo con que la UCR compita con candidatos propios, sin alianza con el juecismo, en los comicios nacionales.

El mestrismo (incluyendo en esta definición al aguadismo y al nicolasismo) no veían con malos ojos que Negri sea presionado para que renuncie o no reasuma por quitar su colaboración en la campaña electoral y reaparecer a las 18 del domingo, cuando las cámaras de televisión buscaban sin discriminar a radicales con cara de contentos.

Un secretario mestrista, incluso, planteó ayer que Negri no debía volver a la presidencia del Comité Provincia. La mayoría de los participantes de la reunión cumplió el mandado de no hablar demasiado, pero trascendió igualmente que el entrerriano se habría defendido con énfasis, lo que colocaba al radicalismo en la situación de verse involucrado en un escandalete interno justo ahora que comenzó la reconciliación con la sociedad. Hay, en este temor, algo de culpa por influjo mediático, porque los revolcones partidarios de la UCR, a veces por cierto demasiado barrocos, son el resultado de la democracia interna, cualidad de la que carecen la mayoría de los partidos políticos de Córdoba. Claro que el mal periodismo suele cuestionar los tironeos por el poder interno, y esa opinión pesa sobre los ahora aspirantes a cautelosos dirigentes radicales.

Lista de unidad

Después de los pases de facturas, se convino buscar una lista de unidad que evite la elección interna del 6 de septiembre. El proceso debería ser tan rápido que los más optimistas dicen que en una semana estará confeccionada la nómina. Sería ése el segundo milagro de la UCR cordobesa. De esa manera, lograrían desplazar a Negri de la Presidencia sin arrojarlo por la ventana.

La primera reunión por la unidad será el viernes a las 10, y podrán participar dos referentes por cada núcleo interno.

Las actuales autoridades de la UCR tienen los mandatos prorrogados por más de un año. La situación es muy irregular y debe ser pronto solucionada.

Para ello estaba prevista una interna el 6 de setiembre, en la que, hasta ahora, competirían por la titularidad partidaria Luis Brouwer de Koning (Aguad-Mestre), Carlos Felpeto (Nicolás), Heriberto Martínez (negrista part-time) y Dante Rossi (Becerra).

Brouwer de Koning, por ser apadrinado por los dos candidatos que revivieron a la UCR, y porque él mismo hizo una gran elección en Río Tercero, aparece como el mejor posicionado para quedarse con el puesto. Pero Miguel Nicolás reclama el cumplimiento de un pacto preexistente que le daría a Felpeto el derecho a ocupar la presidencia.

Las negociaciones por la unidad no deberían ser simples si los radicales siguen el protocolo habitual, porque cada secretaría es discutida a mordiscones.

Además, el nuevo presidente seguramente tendrá la primacía en las negociaciones políticas con otros partidos antes de las elecciones de 2011, una facultad nada despreciable.

Comentá la nota