En busca de nueva identidad partidaria

El ARI de Tierra del Fuego tiene hasta este viernes como plazo máximo para cambiar su denominación, toda vez que Lilita Carrió, su fundadora y líder, lanzará ese día como fuerza nacional a la unidad Coalición Cívica-ARI y absorberá a su antecesora, sobre la cual se asentó electoralmente el actual Gobierno provincial que conduce Fabiana Ríos.
Las versiones que indicaban una dispersión de sus principales referentes hacia otros partidos fueron desmentidas tanto por el entorno de la Gobernadora como por el del legislador Manuel Raimbault.

El ARI de Tierra del Fuego tiene hasta este viernes como plazo máximo para cambiar su denominación, toda vez que Lilita Carrió, su fundadora y líder, lanzará ese día como fuerza nacional a la unidad Coalición Cívica-ARI y adsorberá a su antecesora, sobre la cual se asentó electoralmente el actual Gobierno provincial que conduce Fabiana Ríos.

Atrapada entre la realidad de comandar la provincia y de mantener la identidad partidaria de centro izquierda que la cobijó, Ríos parece más propensa en preservar la relación que construyó con el Gobierno Nacional y no quebrantar una afinidad institucional que hasta la fecha, le ha permitido llevar adelante una gestión sumamente complicada en materia económica y financiera, por lo que para sostenerse políticamente tanto ella como su entorno deberán buscar durante estas pocas horas que le restan, un nuevo nombre para el ARI fueguino, un partido que la cobije o incorporarse a esa Coalición Cívica ampliada.

"Le dijimos que ellos se quedaran con el partido, pero que le cambiaran el nombre, así lo podemos usar tranquilos y ella no queda atada a nosotros", había indicado la semana pasada el secretario del ARI Carlos López Iglesia en una publicación aparecida en el diario Crítica de la Argentina, con referencia a esta situación exclusiva de Tierra del Fuego. Medio que relación esta situación de plazos perentorios, con el descontento que tiene Carrió y sus seguidores con motivo del proyecto de Ley que se encuentra en el Senado y que pretende elevar los impuestos a los artículos importados que compiten con la producción electrónica nacida en nuestra provincia.

Versiones y desmentidas

Versiones difundidas durante la jornada de ayer daban cuenta que a raíz de esta situación, las diferencias internas que mantienen Ríos y su entorno, con el sector oficialista de la Legislatura, podría dejar expuesta una fractura partidaria que se materializaría con la ida del varios de sus miembros a otras fuerzas, o dando pie a la construcción de otras alternativas.

Sin embargo el presidente de la legislatura Manuel Rimbault negó que él y un sector se fuera a las filas del Proyecto Sur que comanda Pino Solanas y del propio entorno de Ríos que esta pidiera asilo partidario dentro de las filas del Socialismo, de donde se alejara a fines de los 90, tentada por los aires renovadores que proponía la mediática líder del ARI, Lilita Carrió.

Comentá la nota