En busca de negocios, Cristina encara en Túnez la segunda escala de su viaje

Se reunirá con el presidente Zine Abidine Ben Ali, que ofrecerá una comida en su honor; también verá al primer ministro y a los jefes de las cámaras del Congreso
Con la atención centrada en la búsqueda de nuevos negocios, Cristina Kirchner encara en Túnez la segunda escala de su visita a Africa del Norte, que la mantendrá fuera de la Argentina hasta el domingo próximo.

Acompañada por el canciller, Jorge Taiana, los ministros de Planificación, Julio De Vido y de Ciencia, Lino Barañao, y el secretario de Agricultura, Alberto Cheppi, entre otros, la jefa del Estado arribó a la capital tunecina anoche.

Será recibida por el presidente Zine Abidine Ben Ali y mantendrá encuentros con el primer ministro, Mohamed Ghannouchi, y los presidentes de las cámaras de Diputados y de Consejeros.

Como cierre de la jornada, participará de una comida ofrecida en su honor por su par tunecino. Tal como hizo ayer en Argelia, la jefa del Estado buscará profundizar una agenda centrada en los negocios y en las oportunidades comerciales.

Ayer, la actividad oficial en Argel estuvo centrada en la firma de acuerdos de cooperación en materia de energía nuclear. Además, ante un foro empresario, Crisitina Kirchner hizo una encendida defensa del modelo económico argentino, al que describió como "robusto".

Además, la jefa del Estado se llevó consigo el compromiso del presidente argelino, Abdelazis Bouteflika, de visitar la Argentina en diciembre próximo.

Autoritarismo y 21 años en el poder. Enclavado entre Argelia y Libia, en el corazón del Magreb, Túnez es a la vez un estrecho aliado de los países occidentales en la lucha contra el terrorismo islámico y uno de los gobiernos más autoritarios de la región, lejano, quizás, a la política de Cristina Kirchner en materia de derechos humanos.

En este país, que tiene una superficie apenas superior a la de la provincia de Córdoba, el sostenido progreso económico de la última década ha ido de la mano de una creciente demanda de mayores libertades políticas y civiles. Y sucede que desde su independencia de Francia, en 1956, este territorio donde alguna vez floreció Cartago fue gobernado por apenas dos líderes. Hasta 1987 fue Habib Bourguiba. Desde hace 21 años, la presidencia la ejerce Zine El Abidine Ben Ali,

Comentá la nota