La UCR busca disminuir el trabajo en negro

El Diputado Nacional, Alejandro Nieva, Secretario de la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara Baja, presentó un proyecto para solicitar que se extienda la responsabilidad, en forma solidaria e ilimitada, por el trabajo en “negro”, a los representantes legales, directores y administradores de las sociedades comerciales.
En una reunión realizada en el comité provincia del radicalismo y acompañado por el titular de transporte capitalino Lisandro Aguiar y Jose Luis Sánchez del comité capital Nieva hablo sobre la polémica ley sobre la eliminación de las AFJ al respecto dijo que “se trata fundamentalmente de una Ley de Transferencia de Fondos", Nosotros votamos en contra éste proyecto a pesar de nuestra coincidencia con la necesidad de terminar con el sistema de capitalización y que era un negocio demasiado fácil para algunos que se hacía a costa del salario de los trabajadores. Esto lo dijimos en el 93 y lo venimos manifestando a lo largo de todos estos años.

Por otro lado sobre la necesidad de disminuir el trabajo en negro tras la presentación de un proyecto en la cámara baja, “el objetivo de éste es combatir y eliminar el trabajo no registrado o registrado deficientemente, por los daños que genera para el trabajador, para el sistema de la seguridad social y para las empresas que sí cumplen con la normativa correspondiente, es decir por los daños que el trabajo en “negro” genera para toda la sociedad, ya que lo que no aportan los empleadores, lo aportan los ciudadanos a través de sus impuestos”.

La Ley de Sociedades Comerciales elude toda responsabilidad de las personas físicas, bajo el principio de la “personalidad jurídica diferenciada”. Por eso mismo, las sociedades tienen la obligación de añadir el tipo societario a su nombre o razón social a fin de que los socios que la integran puedan no ser solidaria e ilimitadamente responsables. De no hacerlo, puede tomarse como una “sociedad de hecho” y, por ende, sus directivos deben responder legal y moralmente por la firma. Por esta razón, las sociedades comerciales pueden constituir el ámbito ideal para que dentro de la actividad que desempeñan se produzcan violaciones a los derechos de los trabajadores, como otros actos ilícitos.

Al respecto, el Diputado Nieva declaró: “Si cualquier persona que contrata a una sociedad comercial que no da a conocer el tipo social al que pertenece, tiene el derecho de accionar contra todos sus integrantes. ¿Por qué no pueden hacerlo los trabajadores? Si el trabajador está total o parcialmente en “negro”, se deduce que no conoce a su empleador; por lo tanto podría considerarse que está siendo contratado por una sociedad de hecho y así reclamar a cualquiera de sus integrantes”.

“Es indudable que la ley debe caer con todo rigor sobre las personas físicas que fijan las políticas y guían el timón de la empresa. Hay que sancionarlas cuando se escondan detrás del velo de la limitación de la responsabilidad de una sociedad, violando los derechos de los trabajadores y los de sus familias, condenándolos a la marginalidad y a la exclusión social”, finalizó Nieva.

Comentá la nota