Burzaco defendió el uso del arma eléctrica en la Metropolitana

Burzaco defendió el uso del arma eléctrica en la Metropolitana
El jefe de la flamante Policía Metropolita, que saldrá a las calles la próxima semana, dijo que el arma paralizante puede controlar a un agresor "sacado" y que es "eficiente"
El jefe de la Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco, defendió la compra de cinco armas eléctricas y negó que se traten de "picanas", sino de un instrumento "eficaz" para controlar a agresores "sacados".

"Cuando uno tiene a un agresor sacado, drogado, tiene que tratar de no matarlo, ni a él ni a un tercero. Por eso es un arma eficaz, porque al minuto el delincuente está conciente para ser detenido", comentó Burzaco.

El funcionario calificó de "chicanas" a las críticas recibidas por la adquisición de las armas "Taser x26", las que, según comentó, se utilizan en más de 300 países, entre ellos "Suecia, Suiza, Estados Unidos, Canadá, Chile y Brasil". "¿A usted le parece que todos estos países van a utilizar una pistola que es picana eléctrica?", preguntó en declaraciones televisivas.

El arma tiene dos electrodos y disparada a una distancia corta "paraliza al atacante", porque utiliza una "corriente eléctrica muy fuerte pero de baja potencia". Burzaco admitió que el uso de un arma de ese tipo genera "sensibilidad por cuestiones históricas" de la Argentina, pero insistió que es un elemento "eficiente".

Respecto del funcionamiento de la Policía, señaló que espera para fin de año tener un plantel con "casi 2.000 efectivos" debido a que en octubre se van a graduar "500 agentes" que cursan la carrera y no tienen experiencia en otras fuerzas de seguridad.

Además, dijo que "en los próximos diez días" saldrán a la calle los primeros policías que patrullarán las calles de los barrios de Saavedra, Coghland, Villa Pueyrredón y Villa del Parque. Los efectivos recorrerán zonas comerciales, parques, plazas y zonas escolares. La fuerza de seguridad tendrá en su inicio 50 autos blindados, equipados con cámaras de seguridad, y 35 motos.

"Queremos recuperar al policía cercano al vecino para entender bien la dinámica del delito y no correrlo siempre desde atrás", explicó Burzaco.

Por último, aseguró que la policía, tras un consenso con el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, no tendrá intervención en marchas y movilizaciones, y reclamó una adecuación de las normas para, por ejemplo, penar las personas que cobran por estacionar en la calle, conocidos como "trapitos".

Comentá la nota