El buquismo exige al municipio proveer de agua potable a Hale

De acuerdo a la investigación de Bucca, en Hale se registran más de 200 microgramos de arsénico por litro de agua de consumo. Por eso, el bloque del Frente K solicita al municipio que declare la emergencia sanitaria en la localidad, y provea en forma urgente de agua potable a los trescientos vecinos que allí viven.
"Esto no da para más, es una barbaridad, es estar envenenando impunemente a la población", aseveró José Bucca.

El concejal kirchnerista Francisco Flores, y el diputado provincial José Bucca, fueron entrevistados el sábado por este diario acerca del proyecto del bloque del Frente para la Victoria y sobre la grave situación que, de acuerdo a la investigación del ex candidato a intendente de Bolívar, está atravesando la población de Hale con relación al consumo de agua provisto por el sistema comunitario (allí no hay red domiciliaria, sino canillas públicas).

"Como es de público conocimiento, al tema del arsénico lo venimos trabajando desde 2004, a partir de la banca abierta de José Bucca, que reveló una realidad a nivel local que se desconocía. Así se instaló la problemática del arsénico, que a partir de esto se visualiza como una cuestión regional, no sólo bolivarense. Se determina que otras localidades estaban iguales o peores que nosotros, pero que Bolívar no estaba exenta de esta temática, un problema geológico" que provoca trastornos en el agua de red de poblaciones del interior bonaerense, historió el concejal Flores, antes de ir directamente al grano de la cuestión.

"Hace cinco año que estamos trabajando en el tema, fundamentalmente José (Bucca) y el equipo de gente que lo acompaña en esto. Es un tema de salud pública trascendente, que no ha tenido el acompañamiento del Ejecutivo municipal ni del bloque del oficialismo como para avanzar en el tema todo lo que hubiera sido adecuado", abundó el médico pediatra.

¿Y con Erreca intendente, el escenario puede cambiar? ¿Suponen que ahora serán escuchados, que se tenderán puentes hacia un trabajo conjunto?

Flores: -El gobierno actual es una continuidad del gobierno radical, la gente que está ahora es gente que ya estaba, aunque quizás no con decisión ejecutiva. Pero hemos discutido el tema varias veces en el Concejo, y ha habido una postura partidaria, se ha tomado como una cuestión de confrontación política, no se dimensionó la realidad del problema de la salud, siempre se lo minimizó e inclusive se nos ha atacado de distintas maneras, planteando que era una cuestión personal todo el tema. No es así, es una cuestión de salud pública respecto de la cual no bajaremos los brazos, porque como funcionarios públicos, como médicos y como ciudadanos bolivarenses, nos compete participar en la salud pública. Y este es un tema grave al que no se le ha dado su verdadera dimensión.

Seguro que cuando hay alguien nuevo en una función uno abriga expectativas, pero el tiempo dirá.

¿Y ahora cuál es la novedad?

Flores: -Que se siguió trabajando todo este tiempo, cumpliendo el protocolo del trabajo de Bucca. Se siguieron analizando distintos pozos, y a fines del año pasado se realizó la evaluación en Hale. Siempre ese material es llevado a la Facultad de Bioquímica y Toxicología de la Universidad de Buenos Aires, que analiza eso bajo una determinada norma. Ahí se determinaron valores por encima de 200 microgramos por litro de agua, cuando el Código Alimentario Argentino acepta como máximo 10 microgramos por litro. Es tomar agua envenenada con arsénico.

Luego Bucca recurre al Organismo de Control de Agua Bonaerense (OCABA), para ratificar estos valores, que la verdad que eran de una magnitud exorbitante. Pide la confirmación, y el OCABA lo confirma. A partir de eso, nosotros como concejales solicitamos que en forma inmediata la gente de Hale deje de consumir el agua del único pozo que tiene y de las canillas comunitarias de las esquinas, porque no tienen red domiciliaria. Pedimos que la municipalidad se haga cargo de esto y provea como crea conveniente el agua potable, con nuestro acompañamiento, porque nosotros siempre ofrecimos trabajar en conjunto.

El proyecto en cuestión entró al Concejo el viernes.

Flores: -Sí. Y acompañamos eso con el pedido al intendente de sesión extraordinaria del HCD. (También le pidieron al jefe comunal que declare la emergencia sanitaria en la localidad.)

Dada la gravedad del problema, cabría suponer que el lunes -hoy- Erreca convocará a sesión.

Flores: -Nosotros queremos que esto se tome con la seriedad y la responsabilidad con que se debe tomar, porque es un tema de salud pública. Que haya arsénico en el agua no es culpa de nadie, pero que el tema no se asuma con la responsabilidad que implica la gravedad del caso, ya es responsabilidad de los funcionarios. Esto es así, porque hay gente enferma con esta temática del arsénico, gente que ha fallecido por la problemática del arsénico. No es un tema menor. Los chicos que cuando se comenzó a hablar de este tema, recién nacían, hoy tiene cinco años, o sea que hace cinco años que están incorporando arsénico. Esto es de una magnitud que uno no puede dimensionar. Sabiendo cómo es el tema, que se haya ignorado, hasta a veces con una actitud política fuera de lugar, realmente preocupa. Nosotros seguiremos adelante con esto, como lo hemos venido haciendo. Acompañando el trabajo de Bucca. Esta no es una cuestión de ´me parece´, es de público conocimiento que todas las localidades de la zona tienen esta temática, y Bolívar no escapa de eso, Bolívar no tiene una compuerta en Daireaux de donde le manden agua desde otro lado.

Mientras tanto, todos estos días la gente de Hale seguiría "envenenándose" con el agua. Porque agua tienen que tomar las trescientas personas que viven en la localidad, y hasta el momento esa medida que piden ustedes de que la comuna les lleve agua potable, no ha sido ejecutada.

Flores: -Seguro. Nosotros hemos informado a través de gente de la localidad, para que esto se difunda, y en estos días salimos por todos los medios periodísticos locales para dar a conocer lo que sabemos. Con el objetivo prioritario de que el municipio les provea el agua. La convocatoria o no a la sesión es importante, e importante que sea pronto. Pero más importante y urgente que eso, es que a los vecinos de Hale les lleven el agua.

Hay que trabajar en esto, y en conjunto. Nosotros no salimos con esto ahora, no salimos puntualmente a cuestionar lo de Hale ahora, sino que se trata de un tema con el que venimos desde hace años. Y el municipio ha tomado una postura partidaria.

¿Y qué pasa en otras ciudades donde está declarado el problema, por ejemplo en Carlos Casares? ¿Hay un grupo que reclama por un lado, y el gobierno municipal por el otro?

Flores: -Sé que en Casares está involucrado el intendente. Hemos participado en reuniones convocadas por el intendente, hay toda una movida del pueblo. Ellos hicieron la planta potabilizadora, le pidieron a la Provincia, la planta se instaló. Tuvo algunas dificultades, pero la planta está funcionando. Hay una movida comunitaria, y el poder político está atrás de esto. Pero ocurre que si no se involucra el Ejecutivo… nosotros podemos tener buenas ideas, pero si el Ejecutivo no se involucra, no se puede avanzar.

Respecto de la inseguridad, por ejemplo, se ha formado un Comité de Emergencia, y casi toda la oposición con representación en el Concejo ha destacado el sino aperturista inscripto por Erreca en sus primeros tiempos de gestión. Con relación al tema arsénico, no estaría ocurriendo lo mismo.

Flores: -No, con el agua no está pasando lo mismo. Y nosotros estamos solicitando la emergencia por el tema del agua. Con respecto al tema inseguridad, yo he participado en tres foros de seguridad. Seguro que es bueno esto del Comité, pero hay que verlo andando. Inclusive hubo un proyecto de plan de seguridad comunitario que fue aprobado por las entidades, las entidades trabajaron y hubo todo un apoyo de un montón de gente que se involucró con el tema seguridad, gente que también se involucró con el tema del agua, como la Cámara y otras entidades. Pero no hubo respuestas. Con el tema seguridad pasó igual: la convocatoria está bárbara, pero a los hechos. Lo que resuelve el tema son las acciones. De todos modos, tenemos esperanzas en que esta etapa sea mejor.

José Bucca: -Estamos tremendamente preocupados con este tema, ya esto no da para más. Los valores que hemos determinado en Hale deben ser de los más altos en la provincia de Buenos Aires. Hablar de 240 microgramos de arsénico por litro de agua de consumo, es una barbaridad, es estar envenenando impunemente a la población con sus efectos tóxicos y sus efectos cancerígenos. No se trata de alarmar, no nos interesa ser mediático, pero nosotros hablamos en esta forma contundente porque hemos hecho un trabajo longitudinal en estos años, de acuerdo a lo que establecen los protocolos internacionales sobre el cuidado del medio ambiente. (…) Con respecto a los valores de Hale, nosotros hicimos un proyecto que se aprobó sobre tablas en forma unánime en la Cámara de Diputados bonaerense, a partir de las pruebas contundentes que llevamos. En ese proyecto de declaración proponíamos un método de abatimiento de arsénico en la localidad de Hale del Partido de Bolívar, y a su vez, la distribución domiciliaria del agua de consumo. Además, es un proyecto de ley más abarcativo, para todos los distritos con esta problemática. El proyecto está en estado parlamentario, y propone la creación de un fondo para el abatimiento del arsénico y los elementos contaminantes del agua de consumo. Pensamos que en este 2010 será ley.

Paralelamente, nosotros fuimos en forma personal a llevar estos informes a las autoridades del OCABA, que están en conocimiento de todo esto. Y al grupo Agua, Salud y Vida, un conjunto de bolivarenses que trabajó mucho en esta temática. Por lo tanto, está más que justificado el pedido del bloque del Frente para la Victoria de declarar la emergencia sanitaria en la localidad de Hale. Y como desde un comienzo, estamos dispuestos a trabajar en conjunto con todos los bloques, con las entidades que se quieran sumar y por supuesto con el intendente, viajar adonde haya que viajar y dar una solución al tema lo antes posible.

Esto ya no da más para el debate, no da más para la discusión, sino que hay que buscar una solución en forma definitiva. Por ahora en forma transitoria, dándole el agua potable a Hale, mientras seguimos trabajando en una medida de solución definitiva: un mecanismo de abatimiento del arsénico en forma permanente y sustentable.

Comentá la nota