Buques de Pekín, contra la piratería

GUANGZHOU (AP).- Cargados con misiles guiados, helicópteros y miembros de fuerzas especiales, tres buques de la marina china partieron ayer rumbo al golfo de Adén, donde intentarán combatir la piratería frente a las costas de Somalia.
Se trata de la primera vez que China envía buques de la marina a una misión que podría involucrar a esta nación en combates más allá de sus aguas territoriales.

Los tres navíos, dos destructores y un buque de suministros, podrían acrecentar los temores sobre el creciente poderío militar chino. La misión también será un desafío para China, pues deberá cooperar con fuerzas navales de otros Estados que patrullan el golfo de Adén, una de las rutas marítimas más transitadas del mundo. Buques de guerra de la India, Rusia, la OTAN y Estados Unidos también están navegando en aguas territoriales de Somalia, que han sido afectadas por ataques piratas en meses recientes.

Los buques chinos partieron ayer desde una base en la provincia isleña de Hainan. China había anunciado el martes que se aprestaba a unirse a los esfuerzos contra los piratas, luego que el Consejo de Seguridad de las ONU autorizó a los países a lanzar ataques contra sus bases.

Los piratas han recaudado alrededor de 30 millones de dólares en pagos de rescates por buques capturados este año. Se estima que unas 40 embarcaciones de todo tamaño han sido secuestradas frente a Somalia.

Comentá la nota