Bunge Campos: "La Justicia necesita reconocer demandas de la sociedad"

El presidente del Consejo de la Magistratura de la Nación, Luis María Bunge Campos, participó este jueves de la inauguración de una Escuela Judicial para magistrados y personal de la Justicia Federal, acto durante el cual reconoció la importancia de que el sistema judicial apunte a niveles de eficiencia y reconozca las demandas de la sociedad hacia la Justicia.
La Escuela Judicial fue inaugurada en la sede del Tribunal Oral Federal de Corrientes, y tendrá competencia en la formación de magistrados y funcionarios de la justicia federal en las jurisdicciones de la región.

"Este proyecto busca la formación y el perfeccionamiento de los jueces, funcionarios, empleados y de los aspirantes a magistrados, no para dotarlos de mero conocimiento sino para aproximarlos en forma concreta a las nuevas demandas que surgen en la cotidianeidad de la actividad judicial" señaló Bunge Campos, respecto al rol que se pretende imprimir a la escuela judicial.

Expresó que una de los aspectos fundamentales es preparar al profesional o magistrado a reconocer las demandas de la sociedad hacia la Justicia, y posteriormente a poder satisfacerlas en pos de que la Justicia realmente sea lo más útil a los ciudadanos.

Indicó que el objetivo de capacitar y formar a los integrantes del Poder Judicial no debe circunscribirse a un mero certificado y suma de puntajes en el currículo, sino que obtenga competencias que puedan plasmarse luego en su desempeño laboral.

"La Justicia hoy carga con muchas carencias que las está superando o al menos tratando de superar, y la cuestión de la formación constante es uno de los ejes centrales que consideramos puede tener implicancia directa en la mejora del sistema judicial" aseveró.

Al ser consultado por Agencia Corrientes respecto a qué otras necesidades enfrentan actualmente, indicó que otro de los problemas principales es la falta de una legislación penal adecuada, por la inexistencia de un Código Penal en el país.

Sostuvo que al no existir normativas claras y adecuadas ni el juez ni el ciudadano encuentra seguridad en la letra de la ley, pues la legislación penal vigente deja lugar a muchas interpretaciones de lo juzgable lo que genera en ocasiones colisiones jurídicas preocupantes.

Expresó que en Argentina no hay una legislación penal única o unificada, sino muchas leyes penales sin un hilo conductor que les de coherencia y unidad de criterio.

Por otra, parte apuntó como otra problemática a la cultura de ganadores y perdedores ante las decisiones judiciales, lo que genera que "siempre la culpa la tenga la justicia".

Expresó que el grado de litigiosidad y de conflictividad creció en el país, y con ello el trabajo de la Justicia que en su carácter de neutralidad debe fallar a favor o en contra de alguien, "pero desde la parte perdedora nunca se aceptan los fallos y se acusa falta de justicia".

"Si la sociedad no avanza hacia aceptar los fallos judiciales sino que todos los fallos son criticados, se dificulta que el sistema judicial reconozca sus reales falencias y necesidades" finalizó.

Comentá la nota