Bullicioso escrache de los mercantiles.

Un grupo de dirigentes del Sindicato Empleados de Comercio, comandados por el secretario adjunto Rolando Castro, llegó a la sucursal ubicada en Avenida España y Pedro de Valdivia a pedir por los derechos de los trabajadores.
A las 10.00 llegó un grupo de dirigentes del Sindicato Empleados de Comercio a la sucursal que tiene la empresa ÁTOMO en Avenida España y Pedro de Valdivia, con el objeto de hacer un reclamo por los derechos de los trabajadores mercantiles.

Tal como lo habían anunciado en el día de ayer, los gremialistas entienden que la empresa de supermercados ÁTOMO, propiedad de la familia Millán, no está cumpliendo con los trabajadores. Reconocen que la relación había mejorado mucho, pero que en el último tiempo hubo un resquebrajamiento nuevamente, lo que llevó a que tengan que tomar medidas de acción directa para poder defender la fuente de trabajo de los empleados del sector. El reclamo que duró gran parte de la mañana contó con cuetes y sirenas que se hacían sentir en la zona. Los gremialistas también repartieron a los clientes del supermercado folletos en los que explicaban las razones del reclamo.

Castro marcó que "no han teminado de pagar las horas extras y sólo lo han hecho con el 30 por ciento de los trabajadores. Creemos que no se pueden hacer diferencias y se tiene que pagar lo que se le debe a los empleados". A su vez explicó que " en cada una de las sucursales tienen dos posnet para el pago con tarjetas y los empleados tienen que dejar las cajas solas con el riesgo que ello implica", puntualizó. Según comentó el dirigente "si tiene algún tipo de pérdidas son descontados del sueldo de los empleados que trabajan en la empresa.

Vale decir que el dirigente comentó que tampoco se está entregando la ropa de trabajo a los empleados.

También pidió a los empresarios que "tomen conciencia de que tienen que hacer bien las cosas, porque nosotros tenemos todo el tiempo del mundo para hacer reclamos de esta naturaleza".

Por otro lado, destacaron que "despidieron a una compañera, luego la volvieron a retomar y la despidieron nuevamente", lo que marca los problemas por los que pasan los empleados de la empresa.

De esta forma se demostró una vez más la fuerza que tiene el Sindicato Empleados de Comercio a la hora de defender a los trabajadores. Es de destacar que esta metodología la vienen aplicando desde los últimos meses de 2008 cuando, por la crisis, se complicó la situación laboral.

Comentá la nota