El Bulldog camina a la cucha

El Bulldog camina a la cucha
El ex ministro de Economía anunció que abrirá el diálogo con la UCR y la CC para armar un frente opositor en las elecciones.
Estrenando su nuevo espacio político, la Corriente Convergencia Federal, Ricardo López Murphy anunció que se meterá de lleno en la campaña para las legislativas de octubre. Aunque todavía no definió si será candidato, el ex ministro de Economía anticipó que trabajará a partir de febrero para iniciar un diálogo orgánico con la Coalición Cívica y el radicalismo. Alejado casi definitivamente del PRO y con la estructura de Recrear en manos del diputado macrista Esteban Bullrich, el “Bulldog” busca apuntalar su rendimiento electoral en la ciudad de Buenos Aires de la mano de Elisa Carrió y de su viejo partido, la UCR.

“López Murphy nos dijo que él prioriza trabajar en un amplio armado opositor antes que hablar de candidaturas. A eso apuntaremos con fuerzas que no se identifiquen con el gobierno nacional ni con otros sectores justicialistas que ahora se autodenominan el poskirchnerismo por eventuales intereses personales”, sostuvo el legislador porteño Marcelo Meis, uno de los hombres que se mantiene fiel al economista. El próximo 24 de enero, el espacio liderado por el ex ministro se reunirá en la ciudad de Mar del Plata para terminar de definir los detalles de los encuentros con los otros dos partidos. Aseguraron que van a presentarles oficialmente su “propuesta política” con el objetivo de conformar un gran frente electoral.

Desde el sector de López Murphy admitieron que “la relación con el PRO se enfrió mucho” en este último tiempo y deslizan que no habría lugar para retomar el vínculo por fuera del diálogo parlamentario. Tras el fracaso de la coalición con Mauricio Macri, cerca del Bulldog consideraron que fue “un error” haber sacrificado un posible acercamiento con Elisa Carrió por estar junto al jefe de Gobierno porteño.

Pensando en las legislativas de octubre, dentro de la Coalición Cívica no manifestaron mucho entusiasmo por la figura del ex ministro de la Alianza. Saben que les traería problemas con sus aliados socialistas, que lo ponen como límite de un frente en común y, además, recuerdan el bajo porcentaje de votos que obtuvo en los últimos comicios. Pero los ex Recrear no piensan igual. Creen que “puede existir un respaldo hacia los postulados del ‘lopezmurphismo’ en un distrito muy crítico al oficialismo kirchnerista, como es la ciudad de Buenos Aires”. Por eso, la dirigencia que compone la Corriente Convergencia Federal (CCF) encargó una medición sobre la imagen y la intención de voto de López Murphy en el distrito porteño. “No necesito un Bulldog para no sentirme sola”, fue la frase que utilizó Carrió para culminar las frustradas negociaciones del 2007.

En la UCR tienen otra perspectiva. Pregonan el acercamiento de López Murphy como un símbolo más de la recuperación partidaria después de la diáspora de 2001. Hay sectores interesados en su figura, pero más bien en una futura vuelta a las estructuras radicales que en la posibilidad de armar un frente.

Además de la CC y la UCR, los bulldoguistas afirmaron que mantienen diálogo con otros sectores. “Con gente independiente, con liberales, con gente de Cobos”, detallaron. A fines del año pasado, la diputada Cinthya Hotton –que ingresó a la Cámara por Recrear y ahora pertenece a la bancada de PRO– había oficiado de organizadora de un encuentro entre el vicepresidente y López Murphy, pero el cónclave se frustró cuando perdió su condición de reunión secreta.

Comentá la nota