"Son buenos para dar directivas pero no para trabajar"

El presidente del bloque del PJ, Rubén Rivarola, respondió con dureza a expresiones del gremio de los profesionales del Estado.

El presidente del bloque de diputados del oficialismo respondió a la Asociación de Profesionales Universitarios de la Administración Pública -Apuap- que recriminó al Gobierno de la Provincia, no haber tomado las previsiones suficientes oportunamente, para afrontar sus compromisos con el sector.

Rubén Armando Rivarola, dijo que "estos profesionales evidentemente son buenos para dar directivas, como recordarle al Poder Ejecutivo y al Poder Legislativo qué deberían haber hecho, demostrando un supino desconocimiento de la capacidad de gestión del Gobierno, o una grosera mala intención en sus dichos.

Lamentablemente no son igual de diligentes para trabajar, y para atender a la gente que los necesita".

Rivarola enfocó dos de los aspectos que los profesionales "usan como argumentos a favor de su supuesta sensibilidad social.

En un momento dicen que suspendieron medidas de fuerza por especial consideración a la comunidad por la epidemia de Gripe A, y en otro momento agregan que ya habían hecho lo mismo en ocasión del Dengue.

Resulta gracioso, cuando no patético. Acaso no se les paga un sueldo para que hagan eso? Acaso no es su obligación estar al servicio de la gente, sobre todo de los más humildes que son los que recurren al sistema de salud pública, cuando se los necesita nada menos que por una epidemia?

Acaso un bombero dejaría que se queme una vivienda por estar disconforme con su sueldo, o un policía dejaría de enfrentar al delito descontento con sus jefes? Me parece que ya han pasado largamente el límite de lo tolerable.

Si fuera por su supuesto compromiso con la gente, el alerta por la gripe no se extinguió y la lucha para prevenir el dengue acaba de empezar.

Lo cierto es que aunque el Estado les reconozca la legitimidad de reclamar mejores salarios, la realidad indica que hoy es imposible acceder a ello. Y ahí se les acaba el compromiso y la sensibilidad".

"Es verdad que les dije en una de las numerosas reuniones que mantuvimos en procura de obtener acercamientos, que los compromisos se asumen para cumplirlos. Y estoy seguro que el Gobierno los cumplirá porque ha demostrado largamente su responsabilidad en este sentido. Pero la crisis financiera global, y el duro momento económico nacional y provincial, impiden que se honre ese compromiso hoy.

Nadie puede ser tan necio de negar la realidad y encerrarse en un reclamo que saben es imposible de atender en este momento. O acaso creen que al Gobierno le agrada sostener esta situación.

Acaso piensan que es bueno, nada menos que para el Peronismo, ver cómo los más pobres sufren por la falta de comprensión y acompañamiento de un sector de trabajadores que no marcan tarjeta, a los que la gente les reclama mayor contracción al trabajo, y que precisamente no es de los más castigados por la crisis?"

"Creo que deberían ser más prudentes y responsables con sus actitudes. Sobre todo los médicos, que siguen deteriorando la salud pública para que -queriendo o sin quererlo- siga la transferencia de recursos a un sector privado. Sigo sosteniendo lo asumido por el compromiso del Gobierno, como sigo predispuesto al diálogo en términos responsables.

Pero también estamos convencidos de que ya no se deben pagar los días no trabajados, sino los reclamos se hacen vacaciones pagadas por la gente.

Comentá la nota