Buenos indicios para el negocio inmobiliario y el alquiler de sombra

Concluyeron con éxito de público y una despedida a "todo verano" las mini vacaciones de octubre, que ratificaron el interés que despierta Mar del Plata con vistas a la temporada.

El último fin de semana largo contribuyó a recrear las expectativas entre quienes ansían que Mar del Plata pueda vivir una buena temporada, tras un año sumamente difícil para el comercio y el turismo local. Entre el viernes y ayer, la ciudad recibió a un más que aceptable número de visitantes, hubo buen clima y aparecieron buenos indicios económicos de cara al verano que se acerca.

Fueron varias las inmobiliarias que permanecieron abiertas durante todo este fin de semana -incluyendo el feriado- para recibir a quienes ya están buscando dónde hospedarse para disfrutar de sus vacaciones. Según le explicó a LA CAPITAL el presidente del Colegio de Martilleros, Miguel Angel Donsini, la actividad "fue muy buena" ya que se percibió un gran interés de parte de la gente por conocer las características de la oferta de casas y departamentos disponibles. Subrayó que hasta se concretaron algunas reservas por parte de quienes ya saben que permanecerán en Mar del Plata durante buena parte de la temporada, como es el caso de comerciantes, empresarios o integrantes de compañías teatrales.

Donsini comentó que por lo demás, se advirtió un importante número de personas que dedicaron parte de su estadía en la ciudad a "averiguar precios y disponibilidad" de propiedades, lo que consideró como "un buen vaticinio" de lo que podría suceder con el correr de los días.

El presidente del Colegio comentó que desde hace mucho tiempo el fin de semana largo del 12 de octubre funciona como una fecha que permite "medir" lo que sucederá durante cada verano, aunque aclaró que generalmente el grueso de los contratos se celebra poco antes de que la gente decida emprender el viaje hacia Mar del Plata.

Por eso remarcó la necesidad de que los propietarios se esmeren por cuidar la calidad de la oferta inmobiliaria y respeten los valores convenidos. "Ha funcionado muy bien la decisión de conservar los mismos precios de alquileres del año pasado y de darlo a conocer públicamente y eso es algo que debe seguir así para obtener un buen resultado", destacó.

Por su parte el martillero Néstor Gonnet también comentó que durante los últimos días se trabajó a un nivel más que aceptable, para evacuar consultas de la gente, exhibir propiedades y cerrar algunos contratos.

Según dijo, este año parece consolidarse una tendencia que se viene advirtiendo en los últimos tiempos, de familias interesadas en visitar la ciudad a partir del 22 de diciembre, para pasar las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Gonnet comentó que la decisión de mantener los precios del verano pasado funciona como un dato importante a la hora de cautivar a los potenciales turistas y destacó que poco a poco, la oferta inmobiliaria local va diversificándose con mayor variedad de calidades y de valores. "En los últimos años se han incorporado nuevos departamentos de alta gama y eso provocó que muchos propietarios que tenían viviendas antiguas se preocuparan más por mejorarlas con mobiliario y servicios que las hacen más atractivas", comentó.

Al margen de las consultas que muchos realizaron durante este fin de semana de manera personal en las inmobiliarias marplatenses, los martilleros aseguraron que también están recibiendo un importante número de consultas a través de sus páginas de internet, donde se exhiben las características y fotografías de los inmuebles ofrecidos en alquiler. "Año a año crece esta modalidad y prácticamente la mitad de las reservas se realizan por esta vía", explicó Gonnet.

El panorama en las playas

El buen clima que hubo entre el domingo y ayer también permitió que muchas familias marplatenses y de turistas se acercaran a las playas para averiguar precios y concretar las reservas de sombra.

Marta, encargada de un balneario de Playa Grande se mostró conforme con el nivel de actividad de los últimos días y le explicó a LA CAPITAL que sus clientes tradicionales ya "cerraron trato" para este verano.

"El buen clima ayudó para que la gente se acercara a preguntar y gracias a esto trabajamos muy bien", explicó. En Playa Grande el valor de la carpa por toda la temporada ronda los 5.750 pesos y el de la sombrilla los 4.600. En tanto que por el mes de enero, la carpa cuesta unos 3.700 pesos y la sombrilla 2.940.

En tanto que en Mogotes el valor de la sombra es un poco más económico, situándose en alrededor de los 4.000 pesos la temporada de carpa mientras que en las playas ubicadas más al sur, en algunos casos superan los 6.000 pesos. La ventaja de concretar la reserva en estas fechas es que los clientes pueden acceder a promociones con descuentos o a la posibilidad de pagar con tarjeta de crédito en cuotas y sin interés.

Una despedida a pleno sol

El lunes feriado amaneció con cielo despejado, sol y una temperatura máxima que casi llegó a los 20°, por lo que la playa volvió a ser el escenario escogido a la hora de pasar la tarde. Incluso, muchos se instalaron sobre la arena desde la mañana y otros tantos hicieron una incursión en el mar.

La escasa nubosidad empujó a todos hacia el exterior, aprovechando los escenarios naturales marplatenses que se vieron poblados por las familias que pudieron disfrutar de un rato de ocio.

Y, a pesar de las buenas condiciones climáticas, después del mediodía muchos encararon la autovía 2 para emprender el regreso a casa.

Ayer, durante la jornada, el viento sopló predominantemente del sector oeste rotando al noroeste y la temperatura máxima se registró a las 16.20 con 19°6, mientras que la mínima fue de 6° a las 5.45. De acuerdo a lo anunciado por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), para hoy se espera un mantenimiento de las condiciones climáticas aunque podría registrarse cierta inestabilidad hacia el final de la jornada.

Comentá la nota