Buenos Aires vivirá hoy su primer desfile de San Patricio

Buenos Aires vivirá hoy su primer desfile de San Patricio
Miles de personas disfrazadas de duendes verdes y con tréboles en sus boinas desfilarán por primera vez hoy tocando la gaita por las calles de Retiro para festejar el Día de San Patricio, el popular patrono de Irlanda, que cada vez se afianza más entre los porteños.
El desfile, anticipo de la fiesta nocturna que los 17 de marzo reúne a cerca de 40.000 jóvenes en los bares temáticos de la zona, saldrá a las 18 desde Arroyo y Suipacha, y culminará en la Plaza San Martín con un colorido acto de música y danzas celtas, del que participarán delegaciones irlandesas de distintos barrios.

La celebración en la plaza estará enmarcada por la exposición de Buddy Bears: los 140 osos de dos metros de altura, portadores de un mensaje de paz y fraternidad entre los pueblos.

El desfile es una iniciativa del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Asociación Argentino Irlandesa, que se propusieron brindarle por primera vez a los porteños un espectáculo similar a los que se realizan en otras ciudades del mundo para honrar a san Patricio.

Entre éstas, figura en primerísimo lugar el desfile por la Quinta Avenida de Nueva York -sobre la que se encuentra la Iglesia de San Patricio- que reúne anualmente a más de 100.000 personas vestidas de verde, bailando y haciendo sonar sus gaitas.

Se entiende: en Estados Unidos hay 40 millones de habitantes con ese linaje, descendientes de los inmigrantes que llegaron a principios del siglo XIX y que se afincaron especialmente en Boston, Filadelfia y Nueva York.

En Buenos Aires esta celebración fue hasta hace poco casi desconocida, reservada exclusivamente a la colectividad irlandesa, pero con el auge de los pubs de la calle Reconquista, que promocionaron este festejo apoyados por las principales marcas de cerveza, el santo anglosajón fue sumando cada vez más adeptos.

En los últimos Saint Patrick's Day, miles de personas vestidas y pintadas de verde abarrotaron los bares tipo Kilkenny y The Temple, en Marcelo T. de Alvear; Down Town Matías, en San Martín; Druid In, en Reconquista; o The Shamrock, en Rodríguez Peña, gustando de cerveza variopinta, whisky y shows de música celta.

Pero pronto, los pubs también quedaron chicos y la gente comenzó a festejar en las calles, que debieron cerrarse al tránsito y ser equipadas con decenas de baños químicos.

El éxito de la fiesta en el down town irlandés tentó a otros barrios y hoy la celebración también se extiende a San Telmo y a Palermo Hollywood, especialmente en los boliches donde sirven cervezas artesanales.

Además, esta vez, el ciber espacio estará presente: Oveja Negra Pub informó que mañana trasmitirá la fiesta en vivo a través de su web; en tanto que Pang Eventos (Facebook) avisó que hará la "post celebración" el lunes 23 en Palermo Hollywood, fiesta a la que se deberá asistir obligatoriamente con atuendo verde. También mañana, desde las 8 de la noche, El Parque de la Cervecería Quilmes estará en "happy hour" de cerveza tirada y con bandas en vivo, entre otras sorpresas.

Frente a tanto ruido, cabe preguntarse quién fue san Patricio y qué tiene que ver con el trébol y la cerveza.

Para decirlo en pocas palabras: fue un obispo, nacido en Escocia en el año 387, que convirtió a Irlanda en una nación católica, en tiempos en que Britania estaba dividida en numerosos clanes sometidos a diversos druidas o sacerdotes celtas.

San Patricio murió el 17 de marzo del año 461, de ahí que se lo recuerde ese día.

Una tradición le atribuye la hazaña de haber librado la isla de serpientes: en efecto, Irlanda no posee ofidios silvestres, pero no fue gracias a San Patricio, sino porque esa isla se separó de Gran Bretaña poco después de finalizar la última glaciación.

También se dice que el obispo manejaba el arte de la destilación y que fue quien les enseñó a los irlandeses a fabricar cerveza, de allí que esa bebida nunca falte en su festejo.

Por fin, se cuenta que utilizaba un trébol de tres hojas para explicar a la Santísima Trinidad: "De igual forma, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo conforman una misma unidad", decía.

Hoy, en su memoria, el trébol es el símbolo nacional de Irlanda y por eso su bandera tricolor tiene una franja vertical verde, que representa a los católicos; otra naranja, que representa a los protestantes; y en el medio, una blanca, que representa la paz, que no siempre se dio entre ellos.

Comentá la nota