Buenos Aires se prepara para su "hora del planeta"

Buenos Aires se prepara para su "hora del planeta"
Australia dio el puntapié inicial de la "hora del Planeta", una campaña de la organización ecologista World Wildlife Fund (WWF) que promueve un apagón de una hora a las 20.30 de cada país para luchar contra el cambio climático, y que espera el respaldo de 1.000 millones de personas en todo el mundo
La "hora del Planeta" comenzó oficialmente en Sidney con un apagón espectacular, al que se sumó la célebre Ópera.

"Es una campaña muy positiva, llena de esperanza", se felicitó ante la prensa en Sidney el organizador de la operación, Andy Ridley.

"Queremos que la gente se pregunte, aunque sea durante una hora, lo que puede hacer para reducir su emisión de carbono", añadió.

La iniciativa nació en Sidney en 2007, donde más de dos millones de personas apagaron entonces las luces. Desde entonces, el movimiento se ha extendido a 3.929 ciudades, pueblos y localidades de cerca de 90 países.

Al menos 371 monumentos del mundo entero, entre ellos el Empire State, el Vaticano, las cataratas del Niágara, la Torre Eiffel, la Acrópolis y el estadio del "Nido del Pájaro" de Pekín apagarán las luces durante una hora.

En Hong Kong, conocido por su luminosa bahía, 1.500 edificios se quedarán a oscuras.

Incluso unos alpinistas han previsto izar la bandera de la campaña "La hora del Planeta" en la cumbre del Everest, la más elevada del mundo.

Los más escépticos han denunciado una operación fundamentalmente simbólica, y un científico danés consideró que el uso de velas durante una hora produciría más emisiones de dióxido de carbono que las luces eléctricas.

"Aunque mil millones de personas apaguen las luces el sábado, el acontecimiento equivaldrá a cortar las emisiones de China durante sólo seis segundos", declaró Bjorn Lomborg, director del centro de reflexión Consensus Center en Copenhague.

Comentá la nota