Buenos Aires, sin plata para sueldos

Aunque los niveles de recaudación están en línea con las pautas presupuestarias, el gobierno bonaerense prevé dificultades para cerrar el ejercicio fiscal de 2009. Esta semana, el ministro de Economía, Alejandro Arlía, admitió que podría haber inconvenientes para afrontar el pago de los casi 400 mil empleados públicos en el último trimestre del año. Es que a la provincia le faltan 2.500 millones de pesos para llegar a fin de año. Es -justo- el equivalente al pago de haberes de un mes.
En julio, el fisco recaudó un 26,5% más que en el mismo mes del año pasado. La pauta fijada en el Presupuesto 2009 contempla un incremento de la recaudación propia del 25%. Pero ese cálculo no incluyó los aumentos salariales otorgados por Daniel Scioli a principios de año ni los gastos extras destinados a la emergencia por la gripe A, entre otras erogaciones.

De acuerdo con las estimaciones oficiales, el ejercicio terminará con un déficit de 7.500 millones de pesos. Es que también hay una reducción de los fondos por la caída de ingresos por impuestos nacionales. Buenos Aires tiene un presupuesto de 56 mil millones de pesos.

Comentá la nota