Buenos Aires: incubadora para pequeñas empresas de mujeres

Es el primer proyecto en el país de estas características. Apoyarán iniciativas sustentables. La capacitación, para 200 emprendedoras, comenzará en febrero

La provincia de Buenos Aires pondrá en marcha en febrero próximo la primera incubadora de empresas con perspectivas de género en el país, con el objetivo de insertar a la mujer en el mundo del emprendedorismo productivo. El proyecto, donde habrá 200 participantes, es impulsado por el ministerio de la Producción provincial, la municipalidad de La Plata y la Confederación Económica de la provincia de Buenos Aires, a través del proyecto EM-TEC, que engloba a las incubadoras de proyectos tecnológicos, donde podrán anotarse todas las interesadas.

Para analizar la factibilidad del proyecto, durante el mes pasado hicieron una prueba piloto en conjunto con el Consejo de la Mujer de La Plata, donde participaron 50 emprededoras de distintos rubros, como gourmet, marroquinería, textiles y también artesanas.

En la incubadora se analizará todo lo que una emprendedora debe saber antes de lanzarse con su negocio, desde cómo determinar los costos hasta hacer un flujo de ingresos y egresos, para saber cómo moverse a medida que va comprando y vendiendo mercadería.

También se les brindará conceptos sobre marketing, desarrollo de producto y cómo salir a vender. Aprenderán que a veces es necesario cambiar el producto con el fin de lograr el posicionamiento adecuado, además de planificar cada una de las acciones.

Finalmente, las ayudarán a buscar el capital necesario, para lo cual crearán un fondo fiduciario que flexibilice el otorgamiento de créditos.

Por lo pronto, las conectarán con el Banco Provincia, que tiene un programa de préstamos denominado Promesa, ideado para financiar a microemprendimientos a una tasa subsidiada del 11,35% anual. Otorgan desde $ 500 hasta $ 15.000, y si la firma está radicada en un parque industrial la tasa se reduce a un 9,35% anual.

Adaptación femenina

La incubadora ya estuvo funcionando durante todo este año dirigida a todo público, pero ahora adaptarán el curso a las necesidades específicas de las mujeres, que por la maternidad y el cuidado de sus hijos muchas veces no pueden dedicarle tantas horas a su capacitación.

El director provincial de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, Nicolás Engels, explicó que cuando este tipo de emprendimientos es preincubado y desarrolla un proceso de incubación "el 80 % de los empresarios logra desarrollarse en el mercado y algunos de ellos son muy exitosos. La experiencia demuestra que en aquellas localidades donde funcionan bien las incubadoras, se consolida el desarrollo productivo local".

De hecho, a partir del proyecto de EM-TEC, en los últimos siete años se ha asistido a más de 800 emprendedores, lo cual provocó que ya haya 20 empresas funcionando de distintos rubros, que emplean hasta 50 personas.

Con un máximo de un año y medio de asistencia a las clases y con una tutoría de un mentor, ya se pueden lanzar al ruedo, aunque la idea es que las mujeres lo puedan hacer a los siete meses, para acortar tiempos.

Comentá la nota