Buenos Aires se ilusiona con tomar deuda en el exterior

Buenos Aires se ilusiona con tomar deuda en el exterior
La provincia de Buenos Aires necesita cubrir un déficit fiscal de $ 2.900 millones. Pero hoy parece poco probable que pueda financiarse en el exterior a tasas razonables
El gobierno de la provincia de Buenos Aires intentará en el segundo semestre colocar un bono por $ 3.100 millones, lo necesario para cubrir el déficit fiscal del distrito, que se estima rondará los $ 2.900 millones este año. Así lo autoriza el decreto 529 publicado ayer en el Boletín Oficial bonaerense, que avala ese endeudamiento por un monto máximo de $ 3.174 millones para destinarlo a "proyectos de inversión pública ya iniciados o a iniciarse en los próximos meses".

"Haremos todo el esfuerzo para tratar de que el bono tenga características del mercado financiero internacional, para tratar de salir de nuevo al mundo", expuso el ministro de Economía bonaerense, Alejandro Arlía, en conferencia de prensa. Aclaró, no obstante, que eso "va a depender de la estrategia del gobierno nacional".

Arlía sostuvo que "en todo lo que son colocaciones internacionales, hay una dependencia de la iniciativa central para salir, sin distorsionar los mercados para el resto del país". Indicó que "ha sido un comienzo de año difícil para la Provincia, por la sequía y por alguna de sus actividades vinculadas a la exportación, sobre todo de los rubros automotriz y curtiembres, pero con buenas perspectivas porque la economía del mundo está mejorando y la de la provincia está fuerte".

La toma del financiamiento está prevista en la ley de Presupuesto provincial, que autoriza al Poder Ejecutivo a endeudarse por ese monto para ejecutar proyectos de inversión pública actualmente en desarrollo o previstos para iniciarse este año. El bono sería lanzado en los próximos meses, en dos o tres emisiones, con una tasa de interés que no superaría el 16% anual y con un plazo no mayor a los cinco años, detalló Arlía.

Sin embargo, luce difícil imaginar esa posibilidad en el actual contexto mundial, con los mercados financieros internacionales aun padeciendo una de las peores crisis en los últimos setenta años. Más aun si hasta ahora el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se vio impedido de salir a colocar un título público en el exterior debido al riesgo latente de embargos por parte de los grupos de acreedores que no aceptaron el canje de deuda en default concretado a comienzos de 2005.

Schiaretti, a la Corte

Por otra parte, Córdoba inició ayer dos demandas en contra del Estado nacional en la Corte Suprema. La primera es por la suma de $ 1.220 millones que adeuda la Nación a la provincia por el incumplimiento de la obligación de solventar el déficit de las cajas provinciales no transferidas, entre ellas la de Córdoba.

La segunda es por una deuda de $ 600 millones por el no cumplimiento del Convenio de Asistencia Financiera firmado por el Estado Nacional y Córdoba en marzo de 2008. La provincia debía percibir diez cuotas mensuales de $ 60 millones cada una. Pero al día de hoy sólo se canceló una cuota, y se adeudan las de abril y mayo de este año.

Comentá la nota