Buenos Aires cuestiona la obligación de comprar trigo entrerriano

| Sostienen que la obligación de comprar el cereal producido en Entre Ríos, tras el acuerdo entre el gobierno nacional y la Provincia, restringe la demanda molinera en el sudeste de Buenos Aires.
Productores del sur bonaerense ven reducidas sus ganancias ante la recomendación del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, de comprar el cereal proveniente de Entre Ríos.

La medida genera que la demanda de trigo del sudeste bonaerense, donde se concentra la mayor parte de la producción argentina del cereal, sea en los últimos días muy inferior a la esperable en las actuales circunstancias.

Por otra parte, según señala Infocampo, los administradores de los molinos no quieren saber nada con el trigo entrerriano porque la calidad panadera del mismo es bastante menor a la que presentan las partidas provenientes del sudeste bonaerenses.

Sin embargo, como la orden de Comercio Interior la tienen que cumplir de todas maneras, se están repartiendo pocas cantidades de trigo entrerriano entre muchos operadores para que la medida sea más fácil de digerir.

Otro de los inconvenientes que debe afrontar el sector molinero obligado a comprar trigo es que en muchos casos no se dispone de capacidad de almacenaje suficiente.

Este problema logístico por el momento no es grave, pero si avanza el plan promovido por el Gobierno sí podría transformarse en un problema.

Vale señalar que quedan apenas 20.000 toneladas para completar el cupo de trigo entrerriano, que se fijó en 240.000 toneladas, luego del acuerdo mantenido entre productores de Entre Ríos y el ministro de Agricultura, Julián Domínguez.

Para participar de las operaciones, según datos de la Federación Agraria (FAA) de Entre Ríos, se anotaron más de 2.000 productores.

Comentá la nota