Bueno: crecen los depósitos de los ahorristas y empresas

• Lo hacen al 3% mensual. Los préstamos suben, pero a un menor ritmo y a corto plazo
Más allá que diciembre es un mes estacionalmente expansivo en términos monetarios, resulta alentador que los pronósticos privados destacan el mantenimiento de la recuperación de los depósitos y los créditos del sector privado.

La primera señal que confirma la mejora es la demanda de pesos por parte del público y empresas. En tal sentido, a la par que el Banco Central aceleró el ritmo de emisión de dinero una vez que pasó el sofocón eleccionario, la demanda monetaria repuntó.

La gente aceptó mantener mayores saldos monetarios en virtud de la baja de los niveles de incertidumbre política y económica, esto último debido principalmente a que los mercados mundiales se apaciguaron y subieron con fuerza.

Desde agosto el BCRA viene comprando divisas en el mercado a razón de u$s 1.000 millones mensuales, lo que se ha traducido en un incremento de la circulación monetaria en poder del público y bancos, sin que ello acelere las expectativas inflacionarias. El balance del año dejará un saldo positivo para el BCRA de más de u$s 2.000 millones luego de haber tenido un 2008 negativo en casi u$s 900 millones.

Los últimos datos del BCRA muestran que los depósitos privados están creciendo a razón de más del 3% mensual mientras que los públicos caen a un ritmo de casi 10%. La performance de las cuentas fiscales explica el deterioro del stock de colocaciones del sector público; y compensa la mejora de los depósitos privados.

Diciembre se perfila con un importante crecimiento de los depósitos privados a la vista vinculado con el pago de salarios y aguinaldos. Además, la demanda de pesos crece para afrontar también los gastos vacacionales.

Uno de los elementos que juega a favor de este escenario positivo es que se han desinflado las expectativas cambiarias e inflacionarias del público, que a lo largo del primer semestre se habían acelerado.

Serán los depósitos en pesos los que muestren mayor dinamismo mientras que los nominados en dólares registrarán una desaceleración, producto de mayor certidumbre cambiaria.

Aunque los rendimientos ofrecidos a los ahorristas por depósitos a plazo fijo en pesos siguen siendo negativos en términos reales, ante la estabilidad del dólar y la falta de opciones para el segmento de pequeños y medianos inversores, tendrán una recuperación a lo largo de las próximas semanas.

Para afrontar los mayores compromisos de fin de año las empresas buscarán financiarse con líneas cortas, para no convalidar las altas tasas del mercado, explica el economista Aldo Abram. Por este lado provendrá la mayor demanda de crédito privado que debería manifestarse en un aumento de los adelantos en cuenta corriente y descuento de documentos.

En cuanto a los préstamos, ayer un informe de la consultora Deloitte da cuenta que al cierre de 2009 se observa un crecimiento interanual en la emisión de créditos personales y con tarjetas de crédito. «Si comparamos el mismo período durante el año pasado y el anterior veremos que la relación en la cantidad de créditos emitidos es similar en cuanto al porcentual», señala el documento. «Durante 2009, mientras la proporción de los créditos hipotecarios se mantuvieron, notamos que cada vez más personas elige endeudarse con créditos personales o con tarjetas de crédito. Asimismo, vemos que los créditos comerciales decrecen en relación con otros años; sin embargo el stock promedio de préstamos privados aumentó el último mes 1,1% mensual mientras que en términos anuales alcanzaron un crecimiento del 6,3%».

Comentá la nota