Buenas señales aparecen entre la FIA y la FOTA.

A menos de 48 horas del plazo para confirmarse las inscripciones definitivas para el Mundial 2010, por primera vez en días se registró un acercamiento entre la FIA y los equipos "rebeldes", lo cual genera un clima de mayor optimismo y aleja la amenaza de una eventual escisión en la Fórmula 1.
El paso hacia un acercamiento lo dio la Formule One Team Association (FOTA), que agrupa a ocho de los diez equipos que disputan el actual campeonato, con una carta conciliatoria en la que pidió a la FIA una extensión al 1° de julio de la fecha de inscripción.

"Ha llegado la hora en que todos busquemos un compromiso y hallemos una solución urgente", reza la nota que fue dirigida no sólo a Max Mosley, como presidente de la FIA, sino también a Bernie Ecclestone, titular de la Formule One Management (FOM), que controla los derechos comerciales de la máxima categoría.

Comentá la nota