Buenas migas entre los opositores bonaerenses.

Buenas migas entre los opositores bonaerenses.
Los diálogos entre opositores no hacen más que incrementarse. El intendente cobista de Junín, Mario Meoni, recibió ayer al candidato de Unión-PRO Francisco de Narváez. Si bien los cobistas tienen toda la intención de confluir con la UCR y la Coalición Cívica en un radicalismo unificado, el encuentro fue una señal de la buena sintonía que mantienen con el otro espacio opositor de envergadura en la provincia de Buenos Aires, formado por el trío de dirigentes de centroderecha.
De Narváez visitó Junín y pidió una audiencia al intendente, que es el principal referente bonaerense del sector del vicepresidente Julio Cobos y con el que tiene una buena relación personal. "El dato es que lo recibió", subrayan en el entorno del empresario, a quien le serviría sumar intendentes radicales en su compulsa con la probable fórmula Margarita Stolbizer-Ricardo Alfonsín. "Muchos vecinalistas y radicales lo atienden. El siempre pide audiencia", insisten. El candidato de Unión-PRO se ocupó de restarle trascendencia partidaria al encuentro. Sostuvo que Meoni es un intendente "al que respeto y admiro porque hace de Junín una ciudad pujante y yo, como diputado nacional de mi provincia, quiero enterarme de boca de los intendentes cuál es la problemática de cada lugar".

"No tiene otra significación que la necesidad de dos hombres de raíces partidarias distintas de construir soluciones para la gente", dijo De Narváez. En el entorno de Meoni, la versión fue la misma. "Hablaron muy poco de política. Coincidieron en construir ejes centrales para las fuerzas opositoras y mantener un diálogo fluido", explicó un allegado de Meoni a este diario. Pero aclaró que es improbable que haya algún acuerdo de listas. Los cobistas apuntan a integrar las boletas con la UCR y la CC y a lograr la reunificación del radicalismo.

En el encuentro, De Narváez y Meoni también hablaron de la situación económica de los municipios, la necesidad de preservar empleos y sobre los problemas de seguridad. "El gobierno nacional y el provincial no tienen que hacer diferencias con los municipios según el signo político de su intendente", cuestionó De Narváez, y luego tuvo reuniones con vecinos, comerciantes y productores rurales. Hoy visitará Pergamino y Arrecifes, como parte de sus recorridas de campaña.

Comentá la nota