Dos buenas y dos malas para La Legión al inicio de Montecarlo.

Chela y Mónaco pasaron de ronda, mientras que Schwank y Acasuso fueron eliminados. Aún restan los debuts de Del Potro, Nalbandian y Vassallo Argüello.
Con dos triunfos y dos derrotas comenzó la participación argentina en el tercer Masters 1000 de la temporada, que se disputa sobre el polvo de ladrillo de Montecarlo, Mónaco, y reparte 2.750.000 euros en premios.

Juan Ignacio Chela y Juan Mónaco lograron meterse en segunda ronda al vencer al ruso Igor Kunitsyn y al francés Jeremy Chardy, respectivamente. En cambio, José Acasuso y Eduardo Schwank cayeron ante Marcel Granollers y Marc Gicquel.

"El Flaco" se impuso por 6-4, 2-6 y 7-5 en 2 horas y 22 minutos de juego, y selló su pasaporte a segunda ronda, donde jugará nada menos que con el español Rafael Nadal, número uno del mundo y campeón defensor, quien partió como adelantado.

Después de ganar el primer set con autoridad, el tenista de Ciudad Evita bajó su nivel y su rival lo aprovechó, quedándose con el segundo parcial con comodidad.

Parecía que la historia se repetiría en el tercer y definitivo set, sobre todo cuando Kunitsyn sacó 5-2 para partido. Allí Chela sacó a relucir su coraje y, producto de tres quiebres consecutivos, ganó los cinco games siguientes para cerrar el match por 7-5.

A continuación, Acasuso no pudo con Granollers, quien le ganó los dos tie breaks para firmar un 7-6 (4) y 7-6 (2) que lo depositó en segunda ronda, donde podría cruzarse con otro argentino, David Nalbandian.

Schwank, por su parte, no pudo sostener el ritmo que había impuesto al comienzo de su partido frente al aguerrido Gicquel, quien además logró manejar mejor la presión en el tie break definitivo para clasificarse a segunda ronda. El resultado final fue 3-6, 6-1 y 7-6 (2).

El último en dar un paso adelante fue Mónaco, quien se deshizo de Chardy por 6-2 y 7-5 en 1 hora y 40 minutos de partido. Pese al bajo porcentaje de primeros servicios (53%), el tandilense logró no obstante ganar el 74% de los puntos disputados con ese saque.

También fue más efectivo a la hora de los quiebres (concretó 4 de 13, contra el único que logró el francés en 4 oportunidades). Suficiente para avanzar de ronda, donde espera el español Tommy Robredo (11), nada menos que su verdugo en la final del ATP de Buenos Aires.

Lo que viene

Juan Martín Del Potro, quinto preclasificado del torneo, debutará en la segunda ronda por estar entre los 10 mejores del planeta, al igual que Roger Federer, Gilles Simon, Novak Djoklovic, Fernando Verdasco, Andy Murray y Rafael Nadal.

El tandilense jugará con el ganador de partido que disputará el croata Iván Ljubicic con un jugador proveniente de la clasificación.

Nalbandian, por su parte, iniciará su camino en Monte Carlo ante el francés Paul-Henri Mathieu.

Comentá la nota