Buena noticia para Giacomino: aumentará el subsidio para el transporte del interior del país

El Senado convirtió en ley el proyecto que sube la alícuota de la tasa al gasoil. La recaudación mensual sería de 12,5 mi- llones. Córdoba recibiría 10 millones más.
Una buena noticia para el intendente de Córdoba: desde el 1 de enero próximo aumentará el subsidio al transporte público de pasajeros del interior del país, a partir del incremento de un punto en el impuesto al gasoil que se cobra con ese destino.

El intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, recibió ayer desde el Congreso de la Nación una buena noticia de fin de año: desde el 1 de enero de 2009 aumentará el subsidio al transporte público de pasajeros del interior del país, a partir de la suba de un punto del impuesto al gasoil que se destina para ese fin.

El aumento del gravamen permitirá recaudar 12.430.655 pesos mensuales en todo el país, lo que implica un global anual de alrededor de 150 millones de pesos. En caso de la ciudad de Córdoba, recibiría en 2009 unos diez millones de pesos más de los que percibe actualmente, lo que le permitiría al gobierno comunal reemplazar su aporte al sistema.

El subsidio es entregado a las empresas por la Secretaría de Transporte de la Nación, que conduce Ricardo Jaime, en el marco del Sistema Integrado de Transporte Automotor (Sitau).

El proyecto, iniciativa de los diputados nacionales por Córdoba, Alberto Cantero y Patricia Vaca Narvaja, y de los santafesinos Agustín Rossi y Gustavo Marconato (todos del Frente para la Victoria) tuvo media sanción hace un mes en la Cámara de Diputados y ayer el Senado lo convirtió en ley.

Con la nueva norma, la alícuota del impuesto al gasoil pasará del 21 al 22 por ciento, diferencia con la cual se creará un fondo destinado a financiar exclusivamente al transporte urbano del interior.

La buena noticia alcanza, entonces, a Giacomino y a sus pares del interior. La modificación excluye específicamente a Capital Federal y Gran Buenos Aires, cuyos sistemas de transporte son históricamente los más beneficiados por el subsidio. “Buenos Aires se lleva la mayor proporción del subsidio”, indicó Cantero anoche en diálogo con este diario.

Con respecto al impacto del aumento de la alícuota en el precio del gasoil al usuario, Cantero aseguró que será “mínimo”. “El precio del gasoil aumentará apenas 0,02 centavo por litro; no es un verdadero impacto para el consumidor”, señaló Cantero.

Fuentes municipales explicaron que el fondo al transporte había caído en los últimos meses “por la baja en el consumo de gasoil” y que el aumento de la alícuota vendría a compensar esta merma.

Sin embargo, consideraron como buena noticia el hecho de que “después de años de reclamos”, la Nación aceptara computar la flota de unidades y los kilómetros recorridos como variables para la distribución de los fondos entre las empresas. Con estos cambios, dijo la fuente, “puede haber una mejora importante” en el financiamiento del sistema de transporte de Córdoba.

El mapa del reparto del subsidio del Sitau es un dibujo del antifederalismo, pese a que el gasoil se vende -y el impuesto se cobra- en todo el país, al igual que el resto de los gravámenes que subsidian el sistema.

En el primer semestre del año, según un informe de la Bolsa de Comercio de Córdoba, cada empresa de transporte de Córdoba recibió 5.800 pesos al mes por colectivo, la cuarta parte de lo entregado a empresas similares en Capital Federal por unidad de transporte. Del total de lo recaudado, el 83 por ciento se destina al conurbano bonaerense y el 17 por ciento al interior del país. Córdoba recibe casi el 3 por ciento del total, porcentaje que subiría con la puesta en vigencia de la nueva ley.

Comentá la nota