A buen ritmo se desarrollan obras de infraestructura para el sistema de salud pública

Con tareas en varios frentes avanzan la puesta en valor y reformas de algunos sectores del Hospital Central Ramón Santamarina, tendientes a brindar mejor atención y comodidad a los centenares de vecinos que a diario requieren servicios médicos en el principal centro asistencial de la ciudad.
Las tareas que lleva a cabo personal municipal comprenden el cambio de cerámicos y arreglo de los canteros en el sector de acceso sobre la calle Paz, reparación del cerco perimetral y pintura general del edificio.

Al mismo tiempo se desarrollan trabajos de refacción y revalorización del edificio anexo, donde funciona el área de Mantenimiento y que en el futuro albergará al "Museo del Hospital Municipal Ramón Santamarina".

Pero la batería de obras continúa en el interior del edificio, donde el Estado Municipal ha encarado la refacción total y pintura a nuevo del área de Rehabilitación, que incluye los sectores de Kinesiología, Fonoaudiología y Terapia Ocupacional; la reconstrucción del Consultorio de Odontología con la instalación de dos nuevos sillones y la construcción de la nueva área de Neonatología en el espacio que ocupaba Pediatría y que fue dejado libre tras la apertura del Hospital de Niños Dr. Debilio Blanco Villegas.

En una recorrida por los sectores mencionados, el secretario de Salud, ing. Oscar Teruggi, resaltó "la necesidad de tener en buenas condiciones operativas el hospital central, pero también hay que ponerlo en valor para que la gente se sienta más contenida y a gusto en un lugar al que, por lo general, no viene con el mejor ánimo".

El funcionario resaltó la participación de "los vecinos que con sus donaciones, sumadas a los recursos propios del Municipio, hacen posible brindar cada vez mejor servicio de salud pública para toda la comunidad".

Comentá la nota