Con buen pronóstico, empieza cosecha de peras

Para Neuquén, implica actividad plena en unas mil hectáreas de producción. Se augura una buena cosecha, por las circunstancias climáticas, y también por el aliciente de la reducción a la mitad de las retenciones a la exportación.

Comenzará este jueves la cosecha de peras de la variedad Williams, que en Neuquén se produce en unas mil hectáreas del Alto Valle, con buenos augurios ya que no ha habido inclemencias climáticas adversas en el período de floración y maduración, por un lado, y al mismo tiempo habrá una circunstancia económica favorable, porque las retenciones a la exportación del gobierno nacional se han reducido a la mitad: 5 por ciento.

La variedad de pera William’s se exporta en fresco a los mercados de Europa y a los Estados Unidos de Norteamérica a través del puerto rionegrino de San Antonio Este. A ello se suma el mercado de Brasil y un destacado mercado interno, regional, nacional y local. Por la magnitud, es la fruta que moviliza la actividad de la cosecha en el valle que se extiende hasta mediados de abril e involucra otras variedades.

Según el estudio de estimación de cosecha que realiza anualmente la Universidad Nacional del Comahue, a través de la facultad de Ciencias Agrarias, se espera que en la presente temporada se incremente la cosecha, tanto de peras como de manzanas.

Para la nueva campaña, el volumen regional de las principales variedades de fruta de pepita crecerá en casi un 13 por ciento. El pronóstico de producción oficial proyectó una cosecha de 750.000 toneladas de peras y 920.000 toneladas de manzana, según el informe elaborado por técnicos de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCo como parte del convenio firmado entre las autoridades de las provincias de Río Negro y Neuquén y esta casa de altos estudios.

Comentá la nota