Buen panorama para la industria software de Tandil y otras regiones de la Argentina

La consolidación de los polos informáticos de la Argentina, como el radicado en Tandil dentro del Parque Científico y Tecnológico de la Unicen, podría mostrar otro año de crecimiento durante el 2010, según anticipan organismo públicos y privados que miden el desempeño de ese sector.
Según datos del Observatorio Permanente de la Industria del Software y los Servicios Informáticos, entre 2003 y 2009, la facturación nacional en este rubro exhibió una tasa de crecimiento interanual promedio del 21,2%, las exportaciones medidas en dólares superaron esa estadística y la tasa de ocupación fue significativamente superior a la del resto de la economía.

Es más: en 2009, la industria del software terminó con una facturación de unos 9000 millones de pesos, exportaciones por algo más de 600 millones de dólares y habrá dado empleo a 56.700 personas. En 2008, el sector explicó el 0,64% del PBI local y su valor agregado fue equivalente al 3,27% del PBI industrial.

Un estudio de la Cepal muestra que la Argentina es el mayor exportador de software de América latina después de Brasil. Las exportaciones del país vecino son un 20% mayores, pero su mercado es cinco veces más grande que el argentino. Uruguay, Chile y Costa Rica también exportan, pero están más limitados por el factor humano.

En general, todas las empresas que contratan servicios aquí ponderan los profesionales argentinos. Este sería un dato subjetivo, pero hay otro que no es menor: la Argentina está entre los primeros países (en el puesto número 12 del ranking) por la cantidad de empresas certificadas con la norma que regula la calidad del software (CMMI).

Retener talento humano

"altamente capacitado"

Precisamente la calidad en la formación académica de estudiantes avanzados y profesionales de distintas disciplinas, en particular sistemas, ha vinculado a la Universidad Nacional del Centro con una treintena de empresas tecnológicas que desarrollan desde hace varios años servicios y sistemas desde Tandil.

Gran parte del éxito de ese cluster tecnológico, y de las empresas e instituciones que lo integran, está determinado por su capacidad para formar, atraer y retener el talento humano en la región.

La excelencia en la formación profesional que brinda la UNICEN en áreas como software y servicios informáticos, física de materiales, sanidad y producción animal ha sido reconocida por las empresas líderes del país y del exterior.

Docentes formados en las más prestigiosas universidades, una amplia oferta de postgrado y nivel de doctorado en áreas sustantivas son factores que, sin lugar a dudas, facilitan la atracción de talento humano en la región.

Pero el desafío también pasa por retener ese talento humano altamente capacitado. El Parque Científico Tecnológico de la UNICEN procura establecer condiciones propicias para la creación y radicación de empresas innovadoras que contribuyan además a generar puestos de trabajo altamente calificados y posibiliten el desarrollo de una carrera profesional y empresarial exitosa con base en la región sudeste del centro de la Provincia de Buenos Aires.

Comentá la nota