BUDGE | TRAS LA MUERTE DE JUAN CABRAL En Nueva Esperanza siguen reclamando la conexión eléctrica

A una semana de la muerte de Juan Cabral, el hombre de 32 años que falleció al recibir una descarga cuando intentaba conectar su hogar a la línea eléctrica, los vecinos del barrio Nueva Esperanza, de Ingeniero Budge, siguen exigiendo que la empresa Edesur les instale los medidores. La gente aseguró que "se acercaron autoridades municipales y de la empresa para tratar de encontrar una solución" y desde la Comuna, en tanto, indicaron que “se está trabajando para instalar un medidor comunitario”.

A una semana de la muerte de Juan Cabral, el hombre de 32 años que falleció al recibir una descarga cuando intentaba conectar la luz en su hogar, los vecinos del barrio Nueva Esperanza de Ingeniero Budge insisten con la exigencia de que la empresa Edesur regularice el servicio de electricidad en la zona. Desde la Muncipalidad, en tanto, aseguraron que "se está trabajando para instalar un medidor comunitario”.

Lo cierto es que desde hace varios meses los residentes del lugar juntaron firmas para que la companía eléctrica realice las obras necesarias para la instalación de la luz. Sin embargo, a pesar de los continuos pedidos, los vecinos remarcaron que “nunca tuvieron una respuesta favorable, sino sólo evasivas”.

En este marco, el martes pasado, un día después de la tragedia que le costó la vida a Cabral, tanto Edesur como la Comuna se desligaron responsabilidad en el accidente.

Desde la empresa manifestaron que “(en el barrio) no están dadas las condiciones mínimas de seguridad para realizar la conexión”. En tanto, desde el Municipio señalaron a las autoridades nacionales y provinciales como “las responsables de pedir el servicio”, dado que las viviendas en cuestión están asentadas sobre terrenos fiscales.

“El martes tuvimos una reunión con autoridades municipales y de la empresa y nos dijeron que iban a tratar de encontrar una solución, pero hasta ahora no hay nada firme”, contó a Info Región Joel Bordón, un habitante de Nueva Esperanza.

En este escenario, y ante la consulta de este medio, el subsecretario de Obras Públicas de Lomas de Zamora, Julio Massara, aseguró que “se están realizando gestiones con la Provincia para lograr que ese lugar sea decretado como barrio, porque, en su momento, la Ley de Expropiación fue rechazada por la Justicia”.

Además, reconoció que “junto a Edesur se está trabajando para instalar un medidor comunitario para aquellos vecinos que no cuentan con el servicio de luz”.

Juan Cabral, de 32 años, murió el lunes 9 mientras realizaba una conexión “casera” del servicio eléctrico en su vivienda, situada en Elizalde y Roca. A raíz de la tragedia, los residentes del lugar cortaron por varias horas las dos manos de Camino de Cintura al 8500, y acusaron que la tragedia "fue responsabilidad de Edesur y del Municipio".

“Muchas veces pedimos que nos instalen el servicio eléctrico y nadie se ocupó. No queremos colgarnos de la luz, pero lamentablemente no nos queda otra”, resaltó Claudio Saavedra, que como Bordón vive en Nueva Esperanza y exige una solución.

Comentá la nota