Bruno asume esta semana presidencia de UCR (fin de elástico mandato de Negri)

Cierran los detalles del inminente traspaso. El acto de celebración será el 2 de octubre. Vendría Morales.
El próximo presidente de la UCR, Anselmo Bruno, se reunirá con el actual titular del Comité Provincia, Mario Negri, para ultimar los detalles del traspaso del mando. Bruno quiere que ello ocurra esta semana, sin más dilaciones, ya que el mandato de Negri ha sido prorrogado varias veces (asumió por dos años el 30 de mayo de 2006).

El dirigente nicolasista podría sentarse en el sillón de Eleodoro Fierro el jueves o el viernes próximo. Lo haría después de un acto protocolar, debido a que se reservaría para el viernes 2 de octubre la celebración con la militancia que le proveerá el jefe de Fuerza Renovadora, Miguel Nicolás. A ese acto podría venir el presidente del Comité Nacional, Gerardo Morales, aunque todavía no está confirmado.

El recambio alcanzaría a las autoridades del Comité Provincia (de mayores y de la Juventud), a los delegados al Comité Nacional, los congresales, y a los miembros del Tribunal de Conducta y del Tribunal de Cuentas.

Las autoridades departamentales, entre ellos los de Capital, podrían tener sus propios actos en otras fechas.

Bruno asumirá escoltado por el vicepresidente primero, el mestrista Luis Brouwer de Koning, y el vicepresidente segundo, Heriberto Martínez (asociado al negrismo).

La gestión de Negri fue prorrogada tantas veces como la UCR tuvo fecha de elecciones internas (fueron siete en total).

El actual presidente del Comité Provincia pasará a ser delegado al Comité Nacional, junto a Carlos Becerra, Oscar Aguad y la mestrista Carla Abugauch. Desde allí, tratará de influir en el armado nacional del radicalismo, militando en el grupo interno que formará a comienzos de octubre con Morales, para enfrentar a los que pretenden que el vicepresidente del gobierno kirchnerista, Julio Cobos, sea el candidato presidencial del Acuerdo Cívico y Social (o lo que quede de él) en 2011.

Primeras decisiones

Bruno, en tanto, a poco de asumir debería convocar a los intendentes radicales de toda la provincia para analizar el proyecto de ley seca.

Luego, deberá enviar señales claras sobre el rumbo que querrá imprimirle a su gestión.

¿Habrá amnistía para los radicales que fugaron hacia otros partidos políticos? Si la hay, ¿será tanto para filojuecistas como para filokirchenristas?

¿Cuál será la política del partido en relación con las demás fuerzas políticas, después del fogoso novelón que protagonizó Negri con Luis Juez, para tratar de cerrar una alianza electoral?

¿Apoyará las candidaturas de Oscar Aguad y de Ramón Mestre, a la gobernación y a la intendencia de Córdoba, respectivamente, o tendrá un discurso, como ya insinuó, que dirá que el juego está abierto?

Comentá la nota