El bruerismo sigue buscando identidad y el alakismo amaga con volver

Desde hace tiempo que el bruerismo viene dando claras señales de alejamiento del kirchnerismo y según especulaciones políticas que van tomando fuerza podría ser inminente un alineamiento del oficialismo local dentro de Unión Pro.

Como señaló Agencia NOVA en distintas oportunidades y a la luz de la tirante relación con la Casa Rosada –más allá de algunas corrientes internas todavía adictas al poder K y otras adscriptas al vecinalismo iniciático- en el bruerismo no descartarían formar parte de la alianza de centro derecha que tiene como principales referentes provinciales a Jorge Macri, Felipe Solá y Franciso de Narváez.

Por eso nadie descarta que en el plenario que tendrá lugar el 19 de octubre en la ciudad, el jefe comunal platense envíe a representantes barriales de su expresión política, lo que constituiría un gesto de acercamiento a ese sector y cambiaría las relaciones de poder en el escenario política local.

En materia legislativa, el Concejo Deliberante volvió a sesionar el último miércoles. El plenario estuvo plagado de intervenciones de los bloques opositores que como es costumbre en los últimos tiempos se convirtieron en jueces de las acciones de gobierno desarrolladas por el oficialismo municipal.

En una sesión con agenda variada y que promedio la hora, llamó la atención la casi nula participación de los ediles brueristas a la hora de presentar proyectos o discutir propuestas legislativas. El tema más resonante fue el tratamiento de un expediente mediante el cual el edil oficialista Enrique Caparelli solicitó que se informe si los bares, pubs y restaurantes de la ciudad cuentan con rampas o dispositivos de acceso para personas discapacitadas.

Desde la oposición, el concejal de Unión Pro José Arteaga había pedido minutos antes la creación de una comisión sobre Discapacidad e invalidez dentro del ámbito del Concejo, idea que podría quedar relegada si, la presidencia del cuerpo –a cargo de Javier Pacharotti- termina de concretar su ya anunciada intención de reducir la cantidad de comisiones de estudio con el fin de dinamizar el tratamiento de temas en el recinto.

Como informó este medio, eesde el Bloque Ari Coalición cívica, los ediles Oscar Negrelli y Susana Sánchez le advirtieron a Capparelli la necesidad de hacer cumplir las legislaciones vigentes en materia de discapacidad para el ámbito municipal. Puntualmente le recordaron que a pesar de haberse aprobado una ordenanza en ese sentido, en el Palacio Municipal no existen rampas de acceso para discapacitados y tampoco un ascensor –idea aprobada hace tiempo- ante el inminente desembarco en el recinto del referente del Pro Julio Irurueta, quien tiene una discapacidad motriz y asume en diciembre como concejal electo.

La resurrección del alakismo

Pasaron casi dos años de la derrota electoral más significativa de los últimos años en la capital de la provincia de Buenos Aires y, con un escenario signado por la hegemonía del bruerismo –que accedió al poder después de múltiples intentos eleccionarios-, el operativo retorno del alakismo estaría al caer.

Es que según trascendió de fuentes partidarias locales, los referentes del ex intendente y actual ministro de Justicia nacional, Julio Alak, estarían planificando una suerte de relanzamiento oficial de ese espacio político.

Según explican, lo hacen en un marco que les sería favorable para canalizar ciertas demandas vecinales desatendidas desde el gobierno municipal y con su principal referente instalado en la cúspide del poder que significa un gabinete nacional. Los alienta también el inminente divorcio entre el oficialismo platense y el kirchnerismo a la luz de la derrota electoral que el FPV enfrentó en los últimos comicios en la ciudad. y del juego a dos puntas emprendido una vez más por el intendente Pablo Bruera.

Con algunos de sus referentes ya insertos en otros armados de corte justicialista –es el caso del concejal por Unión Pro José Ramón Arteaga- el espacio cuenta por el momento con dos figuras visibles que no dieron muestra de haberse cruzado de vereda. Se trata de los concejales Sebastián Tangorra y Teresa Urriza. Ambos conservan la denominación FpV-PJ en el Concejo y a pesar del alejamiento de Alak del escenario político platense, nunca dejaron de tener diálogo con el ex intendente.

Radicales con bar propio

Se sabe, La Plata es una ciudad política por excelencia y la actividad partidaria está a la orden del día en tiempos de campaña y también en períodos no electorales. Plagada de rincones que ofician como búnkeres donde la rosca está a la orden del día, la ciudad contará en algunas semanas con un nuevo sitio donde se respirará política.

Es que uno de los referentes de la UCR local intenta volver al ruedo a través de la apertura de un bar en el que confluirán variopintos personajes vinculados al centenario partido. Según pudo saber este medio, la idea es crear un espacio que se identificado con "la causa" y que funcione como un reducto para desarrollar mitines. (www.agencianova.com)

Comentá la nota